OCIO

Nos vemos en el “Carródromo” de las Fiestas del Vino de Valdepeñas 2017

Parece que no iban a llegar nunca,  y sin pensarlo demasiado, ya están aquí Las Fiestas del Vino de Valdepeñas, a 22 días para su inauguración tenemos que ultimar todos los detalles...y de entre todos ellos, lo más importante sin duda es  ¡¡EL CARRO!!

Para quienes no sean de aquí no entenderán muy bien lo del carro, ni la importancia que tiene en el desarrollo de las fiestas. Podríamos decir que en Valdepeñas quien tiene un buen carro, tiene un tesoro. Y para que a éste no le falte ningún detalle hay que ponerse manos a la obra. Necesitamos todas las manos posibles, la habilidad de más de uno, y el compromiso de casi todos. Porque a la hora de la verdad todos nos implicamos, pero, al final no todos podemos.

Después de idas y venidas, de quedar, de pensar cómo hacerlo, cómo decorarlo, qué ponerle y qué no para que sea diferente y  sea la seña de identidad de nuestra peña, después de tanto correr y tanto trabajo...todo quedará atrás, por muchas horas que le hayamos echado, por mucho tiempo que le hayamos quitado a nuestro tiempo libre y en muchos casos a nuestro descanso, lo importante es que ahí lo tienes...PERFECTO, tal y como lo habíamos pensado, bueno  a lo mejor no tan perfecto, ni como lo habíamos imaginado, pero nos sirve para traer y llevar, y para mejorar el próximo año. Además se convertirá en nuestro buque insignia durante todas las fiestas.

Ya tenemos todo preparado, la bebida, la comida, nuestras camisetas perfectas e impolutas con el nombre de nuestra peña bien grande, y las ganas de hacer de este año el mejor de todos los que hemos vivido participando en las Fiestas del Vino. Estamos todos, no falta nadie, ya nos toca...este es nuestro momento, el momento de presumir de carro.

El desfile de peñas se convierte en la antesala de la inauguración de las Fiestas del Vino en Valdepeñas, un desfile donde la alegría, la ilusión, el colorido, la música y el baile toman las calles de la ciudad en busca del objetivo: Llegar a la Plaza de España, epicentro de las fiestas, sea como sea, para más tarde ubicarse en la Plaza de la Constitución, o más conocida por sus inquilinos, durante la primera semana de septiembre, como el “Carródromo” de las fiestas.

Objetivo cumplido, ya estamos donde queríamos y donde debemos estar, en nuestra plaza, en nuestro territorio, donde una pantalla gigante la preside y en la que podremos ver todo lo que ocurra en la Plaza de España sin perder ni el más mínimo detalle. ¿Y ahora qué? Tanto preparativo y tanto lío, y aquí estamos, preparados para todo, para disfrutar a tope de la noche, de la música, preparados para bailar como si no hubiese un mañana, preparados para disfrutar de los amigos y de los que no lo son todavía, pero quizás en poco tiempo si lo sean. Preparados para comenzar historias nuevas o retomar algunas pendientes. Preparados para beber y degustar nuestros vinos con alegría, pero siempre con moderación, y acompañarlos de los productos que conforman nuestra rica gastronomía. Todo ello bien guardadito y custodiado en nuestro carro, que viene a ser como nuestra tabla de salvación durante todos estos días, un tesoro con ruedas que como los buenos amigos siempre se quedan hasta el final.

Pero como en Valdepeñas somos muy “llevaeros” y fáciles de convencer, procesionaremos, con ritmo ágil,  mirada firme y garganta seca,  por todos y cada uno de los carros que, muy bien aparcaditos, se encuentren en el “Carródromo” de la Plaza de la Constitución. No hay nada mejor que celebrar con los nuestros la esencia de nuestras fiestas más representativas, las que dedicamos a nuestro producto por excelencia, el vino y a nuestra patrona la Virgen de Consolación. Hablar de todo y de nada, hacer de la noche un buen momento para sentirnos partícipes de estas nuestras fiestas y nuestra costumbres. El “Carródromo” es territorio joven pero en él todos caben, porque el “Carródromo” acoge, une, no entiende de edad, solo de ganas de vivir la vida al máximo, en ocasiones con mucha prisa, otras sin pensar demasiado, pero siempre con ilusión y alegría, tal y como deben de vivirse unas fiestas como son nuestras fiestas de la vendimia.

Ya lo sabes,  durante estas Fiestas del Vino 2017 en Valdepeñas no te olvides de visitar y formar parte del “Carródromo”, un lugar donde vivir las fiestas desde otro punto de vista, donde la música quizás suene diferente, las agujas del reloj no puedan o no quieran moverse, y donde el sentido de la amistad alcance límites insospechados y jamás vividos, pero son riesgos que hay que correr si queremos vivir al máximo nuestras Fiestas del Vino.

(Foto de archivo de Actualidad Valdepeñas. Peña 2016)

peñas 2016 2