PROVINCIA-LA SOLANA

La climatología obliga al adelanto de la vendimia en La Solana

Tractores esperando para descargar junto a la cooperativa
Tractores esperando para descargar junto a la cooperativa

Las consecuencias de la prolongada sequía y las elevadas  temperaturas del verano han incidido directamente para el adelanto de la vendimia  en la cooperativa Santa Catalina, recibiendo las primeras uvas el martes 8 de agosto. Primer año en la historia de la entidad que se reciben en fecha tan temprana, ya que años atrás lo antes que se ha molturado   ha sido alrededor del 16.

En declaraciones a Radio Horizonte, el gerente de la cooperativa, Diego Moraleda, confirmó que las primeras variedades que se han recibido han sido varietales blancas y tintas como la chardonnay, para continuar con moscatel y verdejo. Más adelante continuarán las variedades autóctonas como el tempranillo y el airén.

Moraleda destacaba que el adelanto está motivado por la excepcionalidad de la influencia de la climatología en las variedades, señalando que las primeras estimaciones que se tienen sobre calidad son muy  buenas. En cuanto al grado, se espera que esté sobre medio más alto que el año anterior.

Por lo que respecta a la producción, Moraleda da por hecho que será menor,  pero no en la merma de kilos que se esperaba, ya que en esta zona se encuentra mejor que en otras de la provincia, como la parte norte de la misma.

En cuanto a la cantidad de uva total que puede recibirse en la campaña ya iniciada, cree que si el año pasado se recibieron 33 millones de kilos de uva, la mayor parte blanco, calculan que puedan molturar sobre un 90 por ciento del total del año anterior, o quizás más, teniendo en cuenta el sistema de la cooperativa, que es el de contrato por socio con un número de kilos en cada uno de ellos.

Asimismo, se refería a las mejoras que se han realizado en las instalaciones de cara a la vendimia, señalando que no han sido tan importantes como las campañas pasadas, pero sí han invertido en mejorar el sistema de frío, así como la fermentación en determinados depósitos, destacando que las instalaciones están preparadas para molturar hasta 40  millones de kilos.

Preguntado sobre la aceptación en el mercado de los nuevos caldos de variedades nuevas, indicaba Moraleda que depende de la zona. En La Solana tienen más tiro las de siempre, tempranillo y airén, pero las nuevas van introduciéndose bastante bien en otras zonas, teniendo muy  buenas expectativas del Chardonnay de esta campaña, aunque matizaba que habrá que verlo elaborado. El adelanto de la recolección de los nuevos vinos hace que puedan estar listos para presentarlos antes de lo habitual.