PROVINCIA-CIUDAD REAL

La Fundación Francisco Franco presenta una querella contra la alcaldesa de Ciudad Real y un concejal

Foto de estatua de Marino Amaya al Alférez Provisional en la Plaza de España de Ciudad Real (foto La Tribuna de Ciudad Real)
Foto de estatua de Marino Amaya al Alférez Provisional en la Plaza de España de Ciudad Real (foto La Tribuna de Ciudad Real)

La Fundación Francisco Franco (http://www.fnff.es) ha presentado Querella ante el Juzgado de Instrucción que corresponda de Ciudad Real, por Prevaricación y Daños sobre el Patrimonio contra la alcaldesa de Ciudad Real Pilar Zamora y el concejal Jose Luis Herrera.

La Fundación Francisco Franco presentó un requerimiento al Ayuntamiento de Ciudad Real el 14 de julio pasado para que se repusiera en un plazo de diez días la escultura del Alférez Provisional para evitar la querella, después del caso omiso del Ayuntamiento se ha presentado la misma.

A juicio de la Fundación, se "ha cometido un delito contra el patrimonio tipificado en el artículo 323 del Código penal y un delito de prevaricación del artículo 404 del Código penal al retirar la estatua de Marino Amaya al Alférez Provisional, sita en la Plaza España, de manera arbitraria y sin seguir el más mínimo procedimiento administrativo".

Además de la presunta prevaricación por prescindir de cualquier garantía jurídica en la retirada de la Estatua de Marino Amaya, es necesario añadir que al ser la Estatua un elemento cultural registrado por el propio Ayuntamiento de Ciudad Real como “Mueble de Carácter Histórico Artístico”, no cumple ni siquiera con lo requerido por "la mal llamada Ley de Memoria Histórica" que en su artículo 15.2 señala que “Lo previsto en el apartado anterior no será de aplicación cuando las menciones sean de estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados, o cuando concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas protegidas por la ley.”

La Fundación ha solicitado en su querella que se practiquen todas las diligencias necesarias para dirimir las responsabilidades de los "presuntos delincuentes"