PROVINCIA

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha subvenciona material a Cruz Roja por valor de más de 14.500 euros

Para garantizar una respuesta óptima en emergencias y mejorar la operatividad de los Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) y la intervención en servicios preventivos terrestres, Cruz Roja ha recibido de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha una ayuda económica que ha permitido incorporar nuevo equipamiento en la provincia.

En concreto, la cuantía, que asciende a 14.558’57 euros, financia la adquisición de 30 camas plegables, 4 equipos portátiles de comunicaciones, 4 torres de iluminación exterior, 10 cascos de protección, 3 desfibriladores DESA, 2 monitores de constantes para los PAPS (puestos de alerta y primeros auxilios en servicios preventivos), 2 ordenadores portátiles y 20 equipos de vestuario para el voluntariado.

Gracias a este material se ofrece una cobertura integral de asistencia sanitaria y se garantiza la asistencia temprana en casos de emergencia, algo en lo que Cruz Roja destaca por su dilatada experiencia.

La intervención en emergencias de Cruz Roja

Cruz Roja ha evolucionado en el tiempo hasta trabajar con un sistema de organización en la que no sólo están preparados para atender casos de emergencia, sino que son capaces de anticiparse a las mismas, planificando previamente las posibles situaciones de emergencia y disponiendo de material y personal preparado suficiente para abordar cualquier situación.

Las necesidades de las personas afectadas por una situación de emergencia requieren de una respuesta ajustada a esta circunstancia, por ello, el voluntariado de Cruz Roja se forma para los distintos escenarios en los que centra su intervención, como casos de personas afectadas por accidentes, enfermedades, o siniestros colectivos.

Para la intervención en emergencias, Cruz Roja en la provincia dispone de dos pilares fundamentales: el Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de la especialidad Psicosocial, que apoya psicológicamente a personas afectadas por la pérdida de seres queridos o a superar situaciones traumáticas, y el ERIE de Albergue Provisional, destinado a convertir espacios públicos en centros de acogida y albergue en grandes emergencias, así como a crear y mantener Centros de Atención al Ciudadano (CAC) en emergencias de distinto nivel territorial.

Ambos equipos tienen una proyección provincial, regional y nacional, si fuera necesario, para dar atención en grandes emergencias; los equipos de la provincia de Ciudad Real han participado en siniestros como las inundaciones de Alcázar de San Juan en 2007, el incendio del poblado de chabolas de Olías del Rey en 2010, el terremoto de Lorca de 2011, el incendio del vertedero de neumáticos de Seseña en 2016 o el incendio forestal de Yeste del pasado verano, entre otras actuaciones realizadas en nuestra región. Además, el voluntariado de Cruz Roja ha participado en ejercicios de simulación provinciales, regionales y nacionales, como los ejercicios GAMMA de simulación de emergencia nacional organizados por la Unidad Militar de Emergencias (UME), o los ejercicios regionales que ponen en marcha la activación del PLATECAM.

En 2017 se han realizado 260 servicios preventivos en los que se han atendido hasta 906 personas; también se han llevado a cabo 7 intervenciones del ERIE Psicosocial con 37 personas atendidas, y 3 ejercicios de simulación en el que ha habido hasta 250 personas participantes.