PROVINCIA-LA SOLANA

La novelista Carmen Manzaneque visitó el Club de Lectura: ‘No busco la reivindicación, pero me sale'

El Club de Lectura de la Biblioteca Municipal de La Solana recibió la visita de Carmen Manzaneque, finalista del premio Planeta en 2014. Acudió a la llamada de la directora, Ramona Serrano, a propósito de su novela Donde brotan las violetas, el libro que cambió su vida en uno de los certámenes más prestigiosos de la literatura patria. Pero no acudió a presentar su obra, sino a debatir sobre ella, que no es lo mismo.

“Estas reuniones resultan muy amenas porque no tienes que hacer ninguna exposición del libro donde, a veces, no puedes desvelar cosas de la trama”. “Los lectores facilitan la labor preguntando directamente sobre el libro que ya han leído”, declaró a los periodistas minutos antes del encuentro, celebrado en el coqueto auditorio de la propia biblioteca.

Explicó que se trata de una novela con un factor muy cercano para la gente, ya que son historias normales, muy del día a día. Tanto que el lector en seguida se familiariza con los protagonistas y se empieza a hacer preguntas. “Me preguntan por qué determinado personaje lleva ese camino y les suelo decir que son esos personajes quienes toman las riendas”.

Donde brotan las violetas tiene muchos personajes, en especial mujeres. Una particularidad nada casual. “Sí, es un homenaje a aquellas mujeres, como mis abuelas, que no tuvieron una vida fácil, y también un canto a la mujer de hoy para que luche por sus sueños y no se deje manipular”. Tampoco falta la realidad social de la vida cotidiana de su pueblo, casi una gota de agua respecto a otros de La Mancha. “Es una novela con un toque muy manchego”.

La escritora criptanense no oculta que hay un antes y un después del Planeta-2014. “Ser finalista supuso un cambio brutal en mi vida”. “Siempre había soñado con escribir, pero las circunstancias me llevaron por otros derroteros hasta que me dieron un empujón y me decidí”. Admite que con el Planeta se ha sentido reconocida y autorizada a seguir escribiendo, pero asumiendo que las expectativas y la exigencia son mayores. “Los lectores esperan mucho de mí”. Pero no se arruga. Ha sacado un poemario y ya está preparando otra novela. Aunque evitó dar muchos detalles, sí avanzó que la trama gira en torno a una adolescente quinceañera con problemas. Fiel a su estilo, también incluye un fondo de denuncia y reivindicación. “No es algo que busque, pero me sale”. Salvo contratiempos, espera tenerla finiquitada para fin de año y lanzarla al mercado la próxima primavera.