PROVINCIA-LA SOLANA

La Solana cerró un buen verano antes del arranque liguero

La Solana se ha reforzado para dar el salto definitivo
La Solana se ha reforzado para dar el salto definitivo

El CF La Solana llega al primer partido de liga con la mochila cargada de ilusión… y de trofeos veraniegos. Al ‘Rosa del Azafrán’ se unió el ‘Desposorios’, conquistado en la vecina localidad de Membrilla este sábado. Triunfo claro (1-3) con un equipo de circunstancias y en un partido de muchas pruebas. Manolo Sancho se dejó en casa a titularísimos como Juli, Crístofer, Manolo, David Sevilla o Naranjo, y comenzó el encuentro con gente como Sancho, Capelo o Mini en el banquillo.

Ensayo perfecto para dar minutos a jugadores con menos presencia este verano por razones físicas, algunos de gran peso como Almarcha. El mediocentro jugó el partido completo y su versión ya fue bastante reconocible. El míster también quería ver a Manuel, falto aún de tono físico.

La Solana jugó la primera parte con jugadores menos habituales como Joaquín, Jorge, José Mari, Xavi o Antonio. En teoría, segundas unidades cuya ayuda acabará siendo importante. La liga es larga y la plantilla no.

Otra prueba fue recolocar a Jesús Bueno como pivote defensivo, su espacio natural, aunque todo apunta a que iniciará la competición como lateral diestro. Por último, destacó el cambio de sistema en la segunda mitad, con tres centrales y dos carrileros largos. Manolo Sancho sabe que tiene centrales de gran solvencia para utilizar este recurso, sobre todo en partidos a domicilio, trabados y sobre campos de reducidas dimensiones.

El Membrilla, equipo de Primera Autonómica, comenzó marcando tras un regalo involuntario de Juan Santos a Pololo, que definió muy bien delante de Antonio. Tal vez fue el mejor antídoto, porque La Solana despertó y comenzó a carburar. Capelo movió bien al equipo en el centro y Mini se alió con José Mari para crear una autopista por banda derecha. Los tres se bastaron para levantar el marcador. Empató Mini, después Capelo convirtió un penalti sobre José Mari, que pocos después hizo el tercero.

La única preocupación al término del choque tenía un nombre: Naranjo. El delantero iba a jugar pero se levantó con molestias en la zona del pubis. La buena noticia es que el lunes estaba mucho mejor, aunque habrá que esperar a los cuatro entrenamientos previstos para esta semana antes de sacar conclusiones.

La mente ya está puesta en el domingo. Llega el momento de la verdad con el arranque liguero contra el Daimiel RC (La Moheda, 19,30 horas). Tic-tac…