REGIÓN

Según el gobierno regional el mes de enero cerró con los mejores datos de lista de espera de la última década

Según el Gobierno de Castilla-La Mancha se ha conseguido reducir las listas de espera en el último año en 15.435 personas, situándolas al cierre del mes de enero de 2018 en 98.533 pacientes, según los datos publicados hoy en el Portal de Transparencia del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

Se trata del mejor dato registrado en un mes de enero en los últimos diez años. Así, si se repasa la serie histórica respecto a ese mes, se observa que en 2012 había 125.664 pacientes en lista de espera, que se incrementaron a 188.859 en el año 2013, el máximo récord negativo en la última década.

Del total de pacientes en lista de espera al finalizar el mes de enero, 37.270 corresponden a lista de espera quirúrgica, 52.750 a pacientes pendientes de una primera consulta con el especialista y 8.513 a la lista de espera de técnicas diagnósticas.

Durante el mes de enero, y como viene siendo habitual según la tendencia analizada, se ha producido un ligero repunte en el número de pacientes en lista de espera, poco más del cinco por ciento, motivado entre otras cuestiones por la menor actividad registrada durante la primera semana de enero, aún periodo navideño.

A ello se ha unido este año el hecho de que la onda epidémica de la gripe se ha concentrado durante varias semanas del mes de enero, afectando de manera muy directa a la actividad de buena parte de los hospitales de red pública regional, que han marcado su prioridad asistencial tanto en la hospitalización de los pacientes que lo requerían como en la realización de técnicas diagnósticas a los afectados.