REGIÓN

Robisco: “Page es el presidente que más facturas sin pagar acumula en los cajones”

El portavoz adjunto del Grupo Popular en las Cortes regionales, Lorenzo Robisco, afirma que García Page “es incapaz de gestionar, es incapaz de gobernar y es incapaz de ejecutar el presupuesto” y prueba de ello es que en el año 2016 dejó facturas “con cero euros”, es decir, que no ejecutó nada,  y en el año 2017 lleva el mismo camino.

Robisco subraya además que los incumplimientos de Page llegan también hasta los empresarios y autónomos “a los que anuncia planes por 95 millones, presupuesta 16 y solo ejecuta tres.”. Pero es que además las obras de los hospitales no avanzan, con anuncios millonarios en los presupuestos que luego no se cumplen”. Y mientras tanto “las listas de espera aumentan constantemente y se desbocan haciendo sufrir a los castellano-manchegos que son los paganos de este mal gobierno de Page y Podemos”.

El portavoz adjunto del Grupo Popular denuncia además que García Page ha quitado también  32 millones de euros a los servicios sociales “y lleva a cabo unas políticas trasnochadas y caducas que provocan que se dispare el déficit. Lo que lastra el crecimiento y las oportunidades de los castellano-manchegos. Este es el podemita Emiliano García Page”

Lorenzo Robisco asegura que García Page vuelve a convertirse en el presidente del despilfarro y es “el presidente que más facturas en los cajones acumula”. En este sentido destaca que “este año son ya más de 340 millones de euros los que tiene en facturas sin pagar”.

“Y mientras despilfarra el dinero, Page tiene hospitales sin construir, el presupuesto sin ejecutar y defraudando y decepcionando a los empresarios y autónomos porque les quita millones y les anuncia planes millonarios que se quedan en nada o planes que se repiten” afirma. Sobre este asunto subraya, por ejemplo, que “de los 16 millones del Plan Adelante, Page solo ha ejecutado tres”.

Robisco denuncia también que Page prefiere despilfarrar el dinero de los castellano-manchegos en asesores para Podemos en lugar de destinarlo a cumplir sus compromisos presupuestarios o sus falsas promesas en Educación, Sanidad y Servicios Sociales.