SOCIEDAD

Emilio J. Montes: “Doy las gracias a quienes creyeron en el proyecto y a los que no también, porque estos con su negativa nos dieron más ganas de tirar para adelante”

De nuevo se retoman  los trabajos de rehabilitación de la Antigua Iglesia del Santo Cristo de la Misericordia de Valdepeñas, tras 35 años cerrada.  Unas obras que comenzaron el pasado 19 de junio y que llegan a su recta final, financiadas casi en su totalidad por el Ministerio de Fomento. Con el párroco del Santo Cristo, Emilio J. Montes, hemos hablado para conocer más de cerca este proyecto y lo que han luchado por llevarlo a cabo.

Durante mucho tiempo se trabajó para conseguir la financiación de reconstrucción de la Iglesia del Santo Cristo de la Misericordia. ¿Qué supone llegar a la recta final tras dar tantos pasos?

Supone una gran alegría y, sobre todo, un enorme agradecimiento en primer lugar a Dios, Nuestro Señor y, en segundo lugar, a tantas personas que desde el principio creyeron en este proyecto que se inició allá por el 2011. Desde los particulares y feligreses de nuestra ciudad, a empresas como Iberdrola o Félix Solís Avantis, Cuarto Alto-Sierra Prieta, Tecnobit, Confecciones Marín, entre otras, o a autoridades locales y nacionales como Jesús Martin (PSOE) y Carmen Quintanilla (PP) que tanto creyeron en el proyecto desde el principio cuando todo estaba en papel. Gracias a todos, también a los que no creyeron en ella y con su negativa a ayudarnos nos dieron más ganas de tirar para adelante.

Está previsto que se terminen las obras en enero de 2018 ¿Qué planes de futuro tienen para esta Iglesia que data del siglo XVII y que es bien de interés turístico cultural?

Las obras a cargo del Ministerio de Fomento concluirán en enero, pero después tendremos que amueblar y hacer la parte que le corresponde a la parroquia que calculo serán unos dos meses más. Tras la inauguración prevista para el mes de abril del 2018, la Iglesia del “Santo Cristo” será lo que siempre fue, templo de culto católico para celebrar la Santa Misa y otros sacramentos, ya todo dependerá del aforo. Además estará abierta de 08,00 a 21,00 horas todos los días, para ser visitada por los que a nuestra ciudad se acerquen, poniendo nuevamente en valor el patrimonio histórico-artístico de la ciudad.

Hablemos de dinero y de aportaciones. ¿Cuál será el presupuesto final  y que valor tienen esas aportaciones que no solo han llegado de instituciones públicas sino también de los feligreses?

Incluidas todas las obras el montante total será en torno a los 700.000 € en números redondos. De los cuales la mayor parte será sufragada por el Gobierno de España- Ministerio de Fomento un 46,45 % de la obra (325.000 €). La feligresía de la parroquia pondrá en esta obra un 28,57% (200.000€), el Ayuntamiento de la ciudad pondrá un 17,43% (122.000€), y la Fundación Iberdrola de España pondrá un 7,15% (50.000€).

Como se puede ver los feligreses y empresas de la ciudad han hecho un gran esfuerzo, aunque las instituciones locales y nacionales también, sin su ayuda hubiera sido imposible sacar adelante este proyecto.

¿Qué le han dicho los feligreses al ver tan cerca el final de esta obra?

Todos están muy ilusionados, sobre todo, la gente más mayor, pues el llevar 35 años cerrada hacen que la gente de mi generación ni siquiera conozca lo que fue y es el templo del Cristo. Es cierto, que tantos años de espera y la lentitud de las obras y, sobre todo, sus últimos trámites han desilusionado a muchos por la falta de información, algunos incluso se han borrado de las suscripciones mensuales, otros han fallecido en este tiempo, por los que ofreceré oraciones la primera semana de misas en el templo restaurado.

Pero ahora, viendo que todo es realidad y que ya se puede ver el fin confío que muchos nos ayuden en esta recta final para poder aportar a esta ilusión un último empujón.

¿Han pensado ya que actos van a realizar para la apertura de la Iglesia?

Aún no lo hemos pensado, pero será algo sencillo y sobrio como solemos hacer las cosas en el Cristo. Aunque habrá que poner de acuerdo agendas del Ministerio, de la Alcaldía, del Obispado y de la Parroquia. Por ello, ese tema aún no se ha tocado.

¿Satisfecho?

Pues sí y mucho. Y, sobre todo, orgulloso por el equipo de personas que me han ayudado en esta ilusión. No nombro a nadie, pero ellos saben muy bien quienes son.

Hemos pasado muchos nervios, desencuentros, enfados, desánimos y mucho dolor viendo como bastantes de la ciudad no creían en el proyecto y como otros de fuera de la ciudad se lanzaron de cabeza en él.

Han sido años duros de crisis económica, de familias en paro, de gente justa para llegar a final de mes, y nosotros pidiendo ayudas y suscripciones para arreglar el Viejo templo del Cristo, o la Capilla de la Virgen de Fátima o la bonita ermita de la Virgen de la Cabeza, pero también satisfecho por juntar estos recursos económicos para las familias en paro de la zona, pues todos los trabajos han sido realizados por empresas de la ciudad y de la zona del Campo de Montiel. Es poco, pero 700.000€ son una gota de agua dulce en un mar salado de crisis económica y laboral. GRACIAS A DIOS Y A VOSOTROS.