VALDEPEÑAS CENTRO COMERCIAL ABIERTO

Que motiva a una persona a comprar de forma compulsiva

Dentro de nuestro especial "Valdepeñas Centro Comercial Abierto" también hemos querido conocer, a través de una experta como la Psicóloga Ana Belén Madero (Psicóloga del Centro de Psicología Ana Belén Madero Sánchez), lo que motiva a una persona a comprar de forma compulsiva y como se puede solucionar este problema.

¿Donde puede residir el problema, a la hora de comprar de forma compulsiva, y si es algo que a esa persona le viene de siempre por algún tipo de carencia?

Existen una serie de conductas potencialmente adictivas, como las compras, entre otras.

Según Echeburúa y Corral (1994) cualquier conducta normal placentera es susceptible de convertirse en un comportamiento adictivo.

Es decir, si una persona realiza usos anormales de una conducta (con demasiada  frecuencia o invirtiendo una gran cantidad de dinero) o este comportamiento interfiere en sus relaciones familiares, sociales o laborales, puede llegar a perder el control y a la dependencia.

Este proceso no es tan simple, tiene que existir una interacción de factores relativos al objeto de la adicción, a las características de la persona que la hacen vulnerable y al entorno social. Hay que evaluar  la necesidad que cubre en esa persona. Cuales son sus emociones, pensamientos, sucesos vitales por los que está atravesando.

Hay ciertas características de personalidad o estados emocionales que aumentan la vulnerabilidad psicológica a las adicciones, por ejemplo;  introversión acusada, baja autoestima y nivel alto de búsqueda de sensaciones;  fantasía descontrolada; otras adicciones, depresión. Los casos que yo he tratado eran consecuencia de una depresión de fondo.

La adicción a las compras tiene de base una obsesión por los objetos (ropas, electrodomésticos, joyas, alimentos) desapareciendo el interés por lo adquirido. Es un afán por el coleccionismo, dándole mucho  valor a determinados artículos, por el afán de poseer. La frecuencia de este comportamiento aumenta frente a situaciones conflictivas, como depresión por la pérdida o falta de refuerzos positivos contingentes a la conducta. Esta deficiencia de recompensas, haría que  la persona necesitara autoestimular a nivel cerebral un sistema mesolímbico  que está hipoactivado.  A esto tenemos que añadir el aumento de la capacidad adictiva, al poder usar Internet, como medio para las compras.

¿Dónde puede llevar esa adicción en los casos más graves?

La relación que se establece con este comportamiento, es una relación negativa, incluso destructiva, en la que el sujeto se muestra incapaz de controlar. Esta dependencia puede afectar a la persona en su matrimonio, relaciones sociales, trabajo, economía e incluso a su estatus legal.

¿Como se puede solucionar el problema?

El principal obstáculo que encontraremos para detectar la existencia del problema es la negación, una  vez que la persona lo acepta, tenemos más de la mitad de la solución asegurada.

El tratamiento consistiría en abordar los problemas subyacentes,  los trastornos secundarios. En terapia realizaríamos una entrevista y utilizaríamos estrategias motivacionales y cognitivo-conductuales.

Algunas recomendaciones serían: crear un nuevo estilo de vida; promover un equilibrio adecuado entre sus deberes y sus deseos; identificar situaciones de alto riesgo (como los lugares donde suele comprar descontroladamente, o ir sola a realizar sus compras), para poder evitarlas temporalmente y sobre todo respuestas de enfrentamiento a las situaciones problema.

¿Qué aconsejas para no llegar a esa situación?

Controlar los estímulos vinculados a la adicción, es decir, evitar los “circuitos peligrosos” o aquellas situaciones de riesgo, como lugares donde solía comprar descontroladamente.

Utilizar una especie de interruptores externos, como por ejemplo ir acompañado de personas con las que sabe que no realizará esta conducta.

 Fijarse metas, que se haga consciente de lo que ha perdido y le gustaría recuperar.

Cultivar una actividad alternativa.

Lo más importante, creo que es solucionar los problemas que están en la base de esta adicción, las necesidades que está “intentando tapar” con este comportamiento.

ANA BELEN MADERO 2 (Copiar)