Daniel de Campos: Un gran pintor castellano-manchego

Hasta el 10 de diciembre se podrá contemplar en Valdepeñas, en el Museo Municipal- situado en la calle: Real 42-, una de las mejores exposiciones de pintura  que se han realizado en los últimos años en la: “Ciudad del Vino”. La muestra titulada: “Daniel de Campos: Retrospectiva 1970-2017”, como su nombre indica, está constituida  con casi una cincuentena de obras, que abarcan 47 años de creación plástica ininterrumpida, que contiene desde sus primeros trabajos de los años 70 del pasado siglo, hasta sus últimos cuadros, creados en 2017.

LA EXPOSICION

Sus primeras obras se caracterizan por cierto academicismo, como lo demuestra en sus telas: “Autorretrato”, “Visita de pésame” o “Desnudo”, entre otras, en las que el dibujo se va sustituyendo por la materia y el color; óleos y dibujos, que nos guían hacia obras que corresponden a  su primera etapa, especialmente las realizadas en Túnez y Marruecos, cuya experiencia africana fue fundamental, en su vida y obra.

La segunda etapa, que realizó entre 1990 y 2003, es en la que abundan los grandes formatos de bodegones, paisajes y otras composiciones, que casi rozan la abstracción, pero una abstracción muy personal, en la que los bodegones no son los tradicionales, ya que sustituye los objetos, convirtiendo dichas obras en una experiencia visual distinta, que nada tiene que ver con la pintura clásica, donde demuestra su gran personalidad artística y creativa.

La última época, que es la que el artífice hizo entre 2003 y 2017, son obras inéditas en España, que nunca han sido exhibidas en la: “Piel de toro”, que la componen cuadros realizados durante su experiencia americana, particularmente en Nicaragua, Chile y Colombia, además de los varios viajes que hizo por toda América Latina, que tanto han influido en sus últimas creaciones, ya que su obra experimentó un gran cambio, que es lógico al conocer y convivir con una sociedad tan diferente y un ambiente artístico tan distinto al nuestro, dado que allí, en esos países, en los que abunda la pobreza, junto a los grandes capitalistas y terratenientes,  se considera a los artistas: pintores, poetas, escritores, músicos…, seres superiores, que son muy respetados y valorados, en vida, no como ocurre en nuestra España, donde difícilmente se valora a los creadores mientras están vivos, hasta el extremo de que hay una vieja cita, cuyo autor no recuerdo, que dice: “España da a sus hijos más ilustres vida de tercera y entierro de primera”, remontándose a tiempos pasados, en los que había entierros de primera, segunda y tercera categoría, según el dinero que tuviera el difunto, lo que ocasionó,  que hubiese un dicho popular que utilizaba mucho el pueblo llano, que decía: “Cuanto más ricos, más animales”, en el sentido de que las carrozas mortuorias que trasladaban el cadáver a dar sepultura al camposanto, llevaban: 2- 4 o 6 caballos, según fuera la categoría del entierro, que,  como ya he citado anteriormente podían ser de tres clases. Anécdotas y bromas aparte, continúo con la reseña-crítica a la exhibición de D. De Campos.

En la citada experiencia americana de su último periodo creativo, su pintura se vuelve muy diferente a las anteriores, dado que, el paisaje y sus habitantes, están marcados por la penuria, el indigenismo y la diversidad, lo que hacen que su obra pictórica sea distinta,  ya que su paleta y su técnica son mucho más abstractas, pero sin abandonar del todo su personal estilo, conviviendo en armonía, donde el dibujo casi desaparece y predomina una pintura, en la que destaca principalmente el color, como nos lo advierten  cuadros como:”Madre indígena”, “El paraíso está en otra esquina” y “Homenaje a la mujer de San Palenque”, entre otras magníficas obras de este virtuoso de las Artes Plásticas castellano-manchegas, que ha traspasado los límites de España, basta decir, que su obra es más conocida, estimada y valorada en el extranjero, que en su propio país, como solamente consiguen los grandes artistas que alcanzan la gloria…

EL CATÁLOGO

Con motivo de dicha exhibición de D. de Campos, la conocida y prestigiada empresa valdepeñera: Gráficas Carrascosa,  ha editado un  bellísimo libro-catálogo de 203 páginas- patrocinado por varias empresas e instituciones españolas y extrajeras-, que está profusamente ilustrado con casi 150 obras del pintor, junto a fotografías del artista realizando trabajados pictóricos. Igualmente ha incluido otras fotos, en las que se ve fotografiado con personalidades del mundo de la cultura Española y de otros países, en los que ha mostrado sus obras, ya que ha hecho más de 30 exposiciones individuales por toda España y casi una docena en los más importantes Museos de Chile y Colombia, donde su obra es muy apreciada. También contiene dicho catálogo textos de famosas personalidades de la cultura española y de otros países, junto a los de políticos españoles y extranjeros. Asimismo, se reproducen críticas de reconocidos escritores y críticos de arte como: José Pérez Guerra, José María Medina, Juan Manuel Bonet, Luis Landero, Martín-Miguel Rubio Esteban y el redactor de esta crónica, entre otros muchos, que elogian la obra de este gran creador, que, además, posee el don, la virtud de ser humilde, nada pedante, ni vanidoso, algo raro en el gremio artístico, donde son legión los mediocres, que se creen: Goya, Velásquez, Zuloaga, Sorolla, Gutiérrez Solana…

 Aprovecho la ocasión para agradecerle al artista el fino y delicado detalle de regalarme el catálogo de la citada muestra-que se puede adquirir al módico precio de 20 euros-,  pero sobre todo, y muy especialmente, la cálida dedicatoria que me ha escrito, que trascribo: “A mi buen amigo Joaquín Brotóns, el Homero de las letras castellano-manchegas, el Apolo olvidado por su pueblo. En recuerdo y agradecimiento de tener amigos así, Valdepeñas, 29-10-2017. De Campos”.

BREVE BIO-BIBLIOGRAFIA

Su currículum es tan amplio, que alargaría este escrito una docena de folios más, pero lo pueden encontrar en Internet, así que me limitaré solamente  a decir, que nació Daniel de Campos, en Viso del Marqués (Ciudad Real), en 1952,  y que es Licenciado y Doctor en Bellas Artes por la Facultad de Bellas Artes de San Fernando, Madrid. Catedrático de dibujo de instituto en España, en ciudades como: Madrid, Bilbao y Valdepeñas, donde fue fundador y director de los valdepeñeros: “Talleres de Artes plásticas”, que llevan su nombre, dado que es una ciudad a la que se siente muy vinculado, ya que fue merecidamente nombrado: “Hijo Adoptivo de Valdepeñas”. Ha ganado más de 40 premios  nacionales de pintura, entre los que cabe destacar la: “Pámpana de Oro en la LII Exposición Internacional de Valdepeñas (1991) y el Primer Premio de Pintura en el X Premio Emilio Ollero de Jaén (1997), entre otros.  Ha sido condecorado con la Orden “Francisco José de Caldas” (2012) y nombrado Personaje Cultural del año 2012, en Colombia.

Asimismo, su obra figura en varios Museos de España, así como en Chile, en el Museo Salvador Allende y en Colombia, en el Museo de Arte Moderno de Medellín y Cali, además de que sus cuadros se exhiben en varias Diputaciones de España y colecciones privadas de España y América.

FIN DE FIESTA

Bienvenida sea esta magna exposición al Museo Municipal de Valdepeñas, que es uno de los mejores Museos de Arte Contemporáneo de Castilla-La Mancha, donde pueden contemplar obras de pintores y escultores de prestigio internacional como: Antonio López, Pancho Cossío, Francisco Nieva, Juan Barjola, Alfredo Alcaín, Pedro Castrortega, Alejando Quincoces, Mon Montoya, Óscar Benedí, José Manuel Ciria, Antón Patiño, Javier Garcerá, Venancio Blanco, García Donaire, Xuxo Vázquez, Santiago de Santiago, David Lechuga, Óscar Alvariño, Belén González, Antonio Crespo Foix y otros muchos, junto a las obras de Daniel de Campos: Un gran pintor castellano-manchego.

                                                                                                    www.joaquinbrotons.com