SOCIEDAD

Nohemí Martínez: “Los familiares deben pensar en la calidad de vida del enfermo y en ‘La Casa de AFA’, su casa, tendrán atención personalizada”

AFA Valdepeñas (Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras demencias) lleva casi 20 años preocupándose por los enfermos de Alzheimer y sus familias. Primero consiguieron tener un Centro de Día y después su lucha fue para conseguir que en esta ciudad hubiera una residencia especializada. Un sueño, La Casa de AFA, que ya es una realidad y que pronto comenzará a tener vida propia. En advaldepeñas, hemos hablado sobre este proyecto con Nohemí Martínez, Coordinadora de esta entidad que tiene más de 400 socios, además de los socios colaboradores.

Nohemí Martínez en su despacho del Centro de Día de AFA Valdepeñas

¿Qué supone para vosotros tener ya la residencia, después de tantos años de lucha contra el Alzheimer y por conseguir este proyecto?

Como bien dices llevamos muchos años luchando contra esta enfermedad, ayudando a los enfermos y a sus familias, ahora con la residencia hemos conseguido un gran logro y una gran satisfacción, porque ya no solo se atenderá a los enfermos en un periodo de tiempo, en el Centro de Día, sino que podremos cuidar de ellos de por vida.

En los Centros de Día suelen estar hasta que dejan de tener el perfil de este tipo de centros, pero nosotros nunca hemos dicho que se los lleven. Con la residencia ya podrán ser atendidos en esa última fase de la enfermedad en la que requieren cuidado sanitario y donde, aunque ya no se pueda trabajar con ellos a nivel cognitivo porque la enfermedad no lo permite, sí se hará a nivel sensorial.

20160719_125804[1] (Copiar)20160719_130157[1] (Copiar)

Hicisteis selección de personal. ¿Cómo lo vais a distribuir?

Si, ya tenemos personal especializado seleccionado y según vayamos haciendo la apertura se irán llamando. Habrá perfiles que estén desde el primer momento y los demás se incrementarán según se vayan necesitando. Llamaremos por orden de lista.

Tendremos médico, enfermeras, logopeda, terapeuta ocupacional, trabajadora social y gerente, fisioterapeuta y auxiliares. Hay personas en reserva, de momento se han cogido los necesarios, que se llamarán según se necesiten.

¿Consideráis que lo logrado es una satisfacción personal?

Pues sí, es una satisfacción pero para toda la Asociación, donde hay un equipo, una Junta Directiva, en la que todos estamos inmersos en el mundo del Alzheimer.

¿Seréis un referente a nivel regional?

A nivel regional solo hay una residencia de este tipo de la AFA de Ciudad Real. El nuestro tendrá 30 plazas.

¿Este tipo de residencias especializadas suelen ser muy caras?

Ese ha sido uno de los grandes retos porque queremos poner precios asequibles. Somos conscientes de que aquí en la zona la mayoría de las pensiones provienen del campo y son mínimas. No queremos tener un recurso que solo sea para gente con dinero, sino que sirva para todo el mundo y que todos tengan las mismas oportunidades, por lo tanto los precios serán asequibles.

¿También habrá ayudas públicas?

Estamos en el proceso de licitación donde ya hicimos la presentación para solicitar plazas públicas, de 30 que tenemos en total hemos pedido 26, las otras 4 serán privadas.

¿Tienen prioridad los socios?

No. Pero imagino que por razones obvias, puesto que ya nos conocen desde dentro, serán los primeros en solicitar plaza. Los que vengan por plaza pública tendrán todos las mismas opciones.

Tras el Centro de Día viene la Residencia, decisión muy difícil de tomar para las familias. ¿Qué les recomiendas?

Que piensen en la calidad de vida del enfermo. Al principio cuando abrimos el Centro de Día había mucha reticencia, después comenzó a funcionar el boca a boca porque los familiares comentaban como estaban los suyos en el mismo, y al final fuimos teniendo más demanda.

Llevar a tu familiar a una residencia es la decisión más difícil de tomar a la hora de institucionalizar a su enfermo, pero tienen que saber que esta residencia no será al uso, que es especializada en Alzheimer y otras demencias, que tiene un ambiente cercano, una atención más personalizada, donde no van a estar simplemente “recogidos”, sino que estarán activos, que vamos a trabajar con ellos como en el Centro de Día y eso le da calidad de vida al enfermo mientras viva y por supuesto llegará la última fase en la que tendrá los cuidados médicos y sanitarios que necesite.

Habéis realizado jornadas de puertas abiertas ¿Qué os han comentado los que han conocido la residencia por dentro?

Ha venido bastante gente a conocerla, pusimos unos días concretos porque cuando empiece a funcionar la residencia el acceso estará más restringido. La gente sale encantada, le llama la atención que hay cosas muy innovadoras, también les gusta porque tiene mucha luz, colorido y eso da alegría, algo que siempre hemos pretendido. Nunca hemos querido que sea el típico centro, sino “La Casa de AFA”, la casa donde ellos viven.

20160719_125925[1] (Copiar)20160719_125645[1] (Copiar)

Foto: Vicente Salas, AFA Valdepeñas, mostrando la residencia a visitantes en las jornadas de puertas abiertas.

IMG_20160720_110725 (Copiar)