CIENCIA CON JORGE ONSULVE

Días de confinamiento, días de Ciencia

Se aproxima la Semana Santa dentro de las tradiciones es un momento en el que muchos recuerdan que hace 2020 años algo sucedió en la actual Palestina que posteriormente cambió el mundo.

Seguro que muchos de los que vayáis a leer este artículo pensaréis que estoy en contra de las celebraciones y la liturgia representada en los pasos ¡Pues os equivocáis! No es una de mis fiestas favoritas pero he de confesar, y habiendo estudiado antropología, que me interesa mucho la historia de las religiones, sobre todo la Cristiana, pese a que me declaro no creyente. He colaborado varias veces con colegios religiosos, he entrevistado a expertos en religión Cristiana, a sacerdotes... incluso tengo grandes amigos en el mundo del catolicismo.

Aclarado todo esto,  lo que os voy escribir en este comunicado es que ahora toca que trabaje la Ciencia. El resto debería quedar en la intimidad que nos impone el confinamiento obligado.

La Ciencia, denostada por muchos, y siendo víctima junto a la Sanidad y Educación de recortes innecesarios, es la única que nos puede salvar. Es la que sabe lo que es un virus, como actúa y como se podría combatir. La Ciencia nos enseñó un día que los virus se atacan con virus debilitados. La Ciencia también nos explicó que gracias a otro virus el Ser Humano es inteligente. La Ciencia, pese a todo lo que ha sufrido a lo largo de la historia, ha seguido avanzando en bien de la humanidad. Aunque es verdad que a veces se ha utilizado para todo lo contrario. Pero no ha sido ella, sino algunas personas despiadadas que en nombre de nuestra amiga han intentado apoderarse de lo prójimo, destruir al "enemigo" o someter a los pueblos.

Ahora, y como siempre ha hecho, le toca de nuevo mover ficha en nombre de la humanidad. Solo con ella, en las manos de los actores puestos en escena, combatiremos este mal que nos está atacando. Y fijaros hasta donde quiero llegar, desde el virólogo que está investigando en su laboratorio, el personal sanitario que está luchando hasta la extenuación,  los cuerpos de seguridad que velan por nosotros y el personal de limpieza, de los centros de alimentación, etc. todos usan Ciencia, trabajan gracias a la Ciencia, luchan junto a la Ciencia.

A ver si después de este terrible trance que nos ha tocado vivir, los  políticos y aquellos que piensan que la Ciencia es algo de segunda división, cambian su visión para invertir más en I+D+I.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad