CIENCIA

El futuro está en casa

Ciencia
Ciencia

Un chico de Cádiz construye un micro-satélite que será lanzado en septiembre desde nueva Zelanda. Una muchacha de Sevilla quiere ser astronauta. Otro chaval de Andorra construye un brazo biónico con piezas de LEGO y nuestra vecina Victoria Galán realiza un proyecto que interesa a NASA. ¿Qué tienen en común entre ellos aparte de ser grandes genios innovadores? Primero que no superan los 20 años, segundo que tengo el placer de conocerles o colaborar con ellos.

Mi gran amigo Herminio, Maestro de Primaria, me preguntó ¿qué tienen estos chicos que te enganchan cuando hablas con ellos? Desde mi modestia le contesté que posiblemente nos veamos reflejados en ellos.

Herminio, además de un luchador nato en el mundo de la Educación, tiene en su mente un objetivo, el cual  también comparto: hacer de esta generación la más crítica y humana que jamás haya existido.

Julián Fernández ha diseñado y construido un satélite que se pondrá en órbita a partir del mes de septiembre desde Nueva Zelanda. El satélite perteneciente a la familia de nanosatélites, tendrá funciones vinculadas a la agricultura. Cuando conversé hace unos días con Julián me comentó que está viviendo un gran momento pero está saturado de carga de trabajo y que más adelante me ofrecerá una entrevista.

Julián Fernández

Por lo que respecta a Paula Hernández, la futura candidata a ser astronauta, está  intentando participar en el Space Camp Alabama USA donde los que tienen la suerte de asistir a este campamento de verano tienen acceso al mundo aeroespacial y tecnológico y, quien sabe, es posible que algunos de ellos consigan la meta que toda su vida han soñado: ¡ser astronauta!

David Aguilar, que seguro que muchos de vosotros lo conoceréis gracias al artículo que escribí en ADValdepeñas, es el mayor ejemplo de superación, ingenio y innovación que jamás he conocido. Gracias  al diseño de su brazo biónico construido con piezas de LEGO, ha conseguido hacer perfectamente funcional su creación y ha mejorado muchísimo su vida.

David Aguilar

Y como no puede ser de otra forma, nuestra vecina Victoria Galán debe formar parte de este gran elenco de jóvenes genios que, pese a sus cortas edades, no dejan de soñar que existen grandes posibilidades de futuro gracias a la Ciencia y la Tecnología.

Desde GavaLab continuaremos buscando jóvenes talentos para ayudarles en lo que sea posible. De momento, en algunos de los casos anteriores, ya lo estamos haciendo y de una forma muy directa.

Valdepeñas tiene potencial, nunca me cansaré de repetirlo, y los jóvenes valdepeñeros pueden agrandar este club de genios solo si se lo proponen. Vamos a dejarnos de palabras vacías de contenido. Tenemos que pasar a la acción apoyando a estos chicos desde las instituciones tanto privadas como públicas. Es nuestro legado, un futuro maravilloso que tenemos la obligación de cuidar y proteger ante las adversidades.  Desde GavaLab solo pedimos que esto sea una realidad. Nuestro futuro está en casa, no dejemos que se vayan a otros lugares por no haberles escuchado, por no haberles ayudado.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad