CIENCIA

‘Sin entradas’ en la última conferencia de Quixote Innovation

Quixote Innovation
Quixote Innovation

"Toda sustancia es tóxica, incluso el agua. Sólo la dosis diferencia un tóxico de un medicamento" con estas palabras se iniciaba la charla de “viernes con la ciencia” promovida por Quixote Innovation, dentro de su área de ciencia ciudadana, en colaboración con el Ayuntamiento y la Fundación de Museo del Vino Valdepeñas.

En esta ocasión se contó con Daniel Torregrosa químico, experto en toxicología y divulgador científico, autor del blog 'Ese punto azul pálido' y colabora con publicaciones y medios nacionales, así como ganador del Premio Tesla de Divulgación Científica.

Se debe destacar como siempre la gran heterogeneidad del público el cuál como es habitual llenaba todo el aforo permitido por la sala lo que indica el alto interés por este tipo de conferencias de cultura científica.

Desde la Prehistoria, el ser humano ha estado utilizando sustancias químicas, primero obtenidas directamente de la naturaleza y después sintetizadas en laboratorio, con fines criminales. Está documentado su uso para la caza ya en el Paleolítico Superior, así como la cicuta usada por los antiguos griegos como forma de ajusticiamiento, hasta el reciente uso de las dioxinas o el polonio para eliminar espías o rivales políticos. Daniel Torregrosa nos ilustró en un viaje a través de la historia a través de los venenos usados en el pasado y en la actualidad, así como su origen y sus efectos en el ser humano. Una charla con historia, ciencia forense, curiosidades de la toxicología y mucho humor.

Tras la conferencia y antes de degustar los vinos y aperitivos surgieron algunas preguntas, entre ellas no sabemos si ahora que se acercan estas fechas navideñas donde abundan las comidas con compañeros de trabajo o familia tuvieran intencionalidad, ¿las almendras amargas son venenosas? ¿puedo eliminar a alguien con semillas de manzana? ... El experto Daniel Torregrosa dentro de este minicurso de toxicología dejó muy claro de nuevo que la misma sustancia es alimento o tóxico según la cantidad, así como la intencionalidad puede transformar cualquier elemento en veneno. El cloro puede ser venenoso, pero su empleo en la potabilización del agua aumentó de manera considerable la media de vida de la población mundial a partir de su uso desde comienzos del siglo XX.

Finalizó con una conclusión: “Hay que leer e informarse para vivir con los ojos un poco más abiertos”.

Las próximas actividades de Quixote Innovation podrás conocerlas a través de su página www.quixoteinnovation.com

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad