CIENCIA

España podría convertirse en el principal centro de comunicación espacial del mundo

Es posible que muchos de los que estáis leyendo este artículo desconozcáis que muy cerca de Madrid, en Robledo de Chavela, se encuentra una de las instalaciones de seguimientos de naves espaciales más importantes del Mundo.

Base-Aeroespacial-de-Robledo-de-Chavela (Copiar)

Junto a la de Goldstone (California) y Camberra (Australia), la estación madrileña de seguimiento de naves espaciales forma parte de la Red del Espacio Profundo DNS-Deep Network Space de la NASA.

Estas instalaciones están distribuidas en estos lugares antes mencionados debido a la rotación de la Tierra. Tres puntos estratégicos para que siempre que sea necesario una de las antenas esté apuntando a la nave.

¿Cuándo se decidió construir estas estaciones de seguimiento? Los soviéticos dieron golpe de efecto a la comunidad internacional con el lanzamiento del Sputnik y  un mes más tarde el Sputnik II con la perra Laika a bordo.

Los americanos se pusieron manos a la obra pensando que si los soviéticos podían poner en órbita naves controladas desde tierra podrían hacer lo mismo con misiles nucleares. Tras lanzamientos fallidos de cohetes con satélites realizados por ejército, el gobierno del Presidente Eisenhower decide crear una institución aeroespacial que sustituiría a la anterior NACA: la NASA

Comenzó pues la Carrera Espacial, siendo el principal objetivo enviar a un hombre a la Luna y traerlo vivo…palabras del sucesor de Eisenhower, el presidente Kennedy. Pero volvamos otra vez a la época del General Ike (Eisenhower). La reciente creada NASA era consciente de que necesitaba controlar el Espacio desde diferentes puntos de la Tierra contrarrestando la carencia de señal que podría provocar la rotación terrestre. Se decidió construir tres puntos a 180º lo suficientemente alejados como para poder establecer un amplio abanico de comunicación para las futuras naves. Como antes he comentado, Goldstone y Camberra eran los primeros centros de control escogidos. Faltaba uno. Los ingenieros de NASA pensaron en una zona intermedia continental ya que las estaciones móviles marítimas (buques con antenas de 9 metros de diámetro) no eran del todo fiables. El primer candidato fue Johanesburgo. Pero Sudáfrica no pasaba por su mejor momento de estabilidad política y se descartó. Otras posibilidades que se barajaron fueron Marruecos, Italia y Francia, pero no acabaron de convencer a los expertos. Entonces pensaron en “un país llamado Canarias” aunque luego se enteraron que las Islas no eran un país sino una provincia de España.

Aprovechando la visita a España del Presidente Eisenhower, su encuentro con Franco no solo sirvió para establecer lazos diplomáticos y económicos entre los dos países, también aprovecharon para crear un intercambio tecnológico, siendo las estaciones de seguimientos de naves el principal objetivo de este encuentro.

Entonces se decidió instalar una primera antena de control espacial en la localidad de Gran Canaria de Maspalomas. Al poco tiempo se decidió trasladar esta instalación al interior del término municipal de Maspalomas debido al incremento de las infraestructuras turísticas en auge a principio de los 60.

La estación continuó durante un tiempo pero NASA necesitaba construir unas instalaciones de mayor envergadura debido a la primera misión a Marte, pero sobre todo los proyectos Mercury, Gemini y Apollo fueron los verdaderos detonantes de la decisión de cambio de ubicación

¿Y por qué Madrid? La Capital contaba con un aeropuerto internacional de primer orden, infraestructuras y una de las mejores universidades de España.

En primer lugar se decidió en instalar las primeras antenas en Cebreros (Ávila). Durante varios años esta estación estuvo trabajando para NASA hasta que en los 70 pasó a manos del INTA (Instituto Nacional de Técnica  Aeroespacial) que a su vez cedió a la ESA las instalaciones en los años 80.

Luego se ampliaron las estaciones a la actual MDSCC (Madrid Deep Space Communication Complex) en Robledo de Chavela. Pese a la nueva y flamante estación de seguimientos, NASA decidió construir otra más dedicada única y exclusivamente al proyecto Apollo: Fresnedillas de la Oliva (Madrid). En esta estación se recibieron por primera vez la señal de Armstrong cuando pisó la Luna. Tuvimos el privilegio de ser los primeros en escuchar la famosa frase de “Un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la Humanidad”

Instalacion de Fresnedillas (Copiar)

La estación de Fresnedillas continuó operativa durante unos años más hasta que NASA prescindió de sus instalaciones. Ahora podemos encontrar en ella el Museo Lunar. De la antigua instalación no queda prácticamente nada y la famosa antena Apollo se trasladó al MDSCC como recuerdo de un pasado apoteósico.

Hoy en día Cebreros y MDSCC continúan a pleno rendimiento. MDSCC cuenta con numerosas antenas entre las que destaca una de 70 metros de diámetro. Dentro de un par de años se va instalar un par de antenas más de 34 metros. De esta forma, Robledo de Chavela se convertirá en el principal centro de control del Espacio Profundo a nivel mundial.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad