CIENCIA

Quixote Innovation realiza la conferencia 'España en la conquista de la Luna'

Conferencia Quixote Innovation
Conferencia Quixote Innovation

La misión del Apolo 11 que consiguió por primera vez en la historia poner dos hombres en la Luna es por todos conocido, pero lo que muchos desconocen es que fue un éxito en parte gracias a España y empresas como la Compañía Telefónica Nacional de España, que jugó un papel importante para que la misión saliera adelante. En esta ocasión desde Quixote Innovation se ha contado en “Viernes con la Ciencia” con la conferencia “España en la conquista de la Luna” teniendo como ponente a Enrique Teruel, Físico, miembro de la Asociación Española de Comunicadores de Ciencia y Comisario de la exposición de Madrid a la Luna en el espacio Fundación Telefónica.

Con imágenes y datos originales de la época todos ellos de gran valor histórico se desarrollaron las conferencias este pasado 27 de septiembre, que como es habitual comenzó con los alumnos de los IES y por la tarde en la Fundación Museo del Vino con la presencia de un público muy interesado que llenaba totalmente la sala, donde se mezclaban aficionados al espacio, con profesores universitarios venidos de varias zonas de la Región, amas de casa con jóvenes de colegios de la localidad.

En su intervención fue desgranando paso a paso la participación española desde el año 1959 cuando Estados Unidos y España firmaron acuerdos para albergar estaciones de seguimiento de naves, y se instaló la Canary Station en Maspalomas (Gran Canaria), para dar soporte al Programa Mercury. Telefónica, fue uno de los miembros fundadores del Consorcio Internacional de Telecomunicaciones por Satélite (INTELSAT). A mediados de los sesenta, la NASA solicitó a Telefónica la instalación de dos nuevas estaciones en España (Buitrago y Maspalomas-Agüimes), que cubrían el afamado Programa Apolo.

La misión de la nave Apolo 11 fue un éxito, aunque como indicó Enrique Teruel, estuvo próxima a cancelarse en el último momento, debido a un problema con las comunicaciones, un fallo en el satélite INTELSAT impedía las comunicaciones, una llamada urgente a España logró que apenas dos horas antes del lanzamiento se lograra gracias al esfuerzo de los ingenieros españoles que el lanzamiento se hiciera posible. También indicar que la base que estaba en Madrid era la única que tenía visibilidad durante el alunizaje, por tanto, la responsabilidad era muy alta y los científicos españoles estuvieron a la altura pudiendo ser los primeros en la Tierra en escuchar "Houston, aquí Base Tranquilidad. El Águila ha aterrizado".

Cerca de cuatrocientas mil personas participaron en este reto tecnológico, y de ellas, más de cuatrocientas eran españolas, que desempeñaron un gran papel desde las dos estaciones espaciales principales de España con nombre tan patrios como Fresnedillas de la Oliva y Robledo de Chavela.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad