CULTURA

La Agrupación DEAI de Valdepeñas a través de su director Omar Donado-Mazarrón

omar (Copiar)
Omar Donado-Mazarrón García, director de la Agrupación Musical DEAI de Valdepeñas

Omar Donado-Mazarrón García, cuyos apellidos dicen mucho de él por pertenecer a una de las familias más conocidas dentro de la música en esta ciudad, es el director de la nueva Agrupación DEAI de música. A sus 22 años tiene en su haber un segundo premio del Concurso Internacional de guitarra “Mario Egido” de Vilches, ha realizado curcos con Carmen Ros, Miguel Trápaga, Marco Smaili, Miguel García, Hugo Heller, Álex Garrobé, David Martínez, Leo Brouwer y Ricardo Gallén, entre otros.

En el año 2016 fue elegido para realizar un concierto en el III Festival de Jóvenes Guitarristas "José Luis Rodrigo" del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, donde ha finalizado sus estudios de grado superior de guitarra.  Colabora con la Orquesta Filarmónica de la Mancha (Ofman) y trabaja como profesor de guitarra en la Escuela de Música de Torrenueva (desde 2013) y como profesor de lenguaje musical en la Agrupaciónón "Maestro Ibáñez" de Valdepeñas. Con él hemos hablado sobre DEAI porque mañana miércoles día 30 dan un concierto en el Museo Municipal a las 21:00 horas. Aún quedan algunas entradas, hasta completar aforo, que se pueden recoger mañana antes del concierto. La entrada es gratuita.

¿Por qué surge DEAI y de dónde le viene el nombre?

Esta agrupación surge como un encuentro de amigos que nos reunimos para disfrutar de lo que más nos gusta, que es la música. El nombre, DEAI, es la pronunciación en japonés de la palabra “encuentro”.

¿Cuánto tiempo lleváis funcionando como agrupación y cuántos miembros la componen?

La formación ha sido formada hace 2 meses. Está compuesta por Eusebio y Ricardo (bandurrias); Edu, Celia, Teresa y José (guitarras); Iván (clarinete); Coral (flauta); Fernando (violonchelo); y yo, que soy el director.

También, aunque no toque ningún instrumento, tenemos que agradecer a José Miguel González Campillo el maravilloso cartel que nos ha hecho para este concierto.

agrupacion deai concierto agosto 2017 cartel (Copiar)

Perteneces a una familia de músicos muy reconocida de Valdepeñas, los Donado-Mazarrón ¿Qué supone para ti este hecho en cuanto a lanzar una agrupación de este tipo?

Pues para mí supone una gran satisfacción personal, es una agrupación adaptada a la forma que tengo de ver la música, me ayuda gente en la que deposito una gran confianza. También he de agradecer el esfuerzo adicional que hacen algunos de ellos (y a sus padres) al tener que venir a propósito para los ensayos, ya que son de otros pueblos de alrededor.

¿Qué proyectos de futuro tenéis?

Lo primero es probar la experiencia de este concierto. Después, si todos estamos contentos y con ganas de continuar con este proyecto, la idea es seguir realizando conciertos en todos los sitios posibles.

Mañana miércoles 30 de agosto actuáis en el Museo Municipal con un concierto de música clásica, que es, de alguna manera, vuestro debut presentación. ¿Que podrán escuchar los que asistan?

Sí, será nuestro primer concierto como conjunto. Podrán escuchar un repertorio variado, interpretaremos piezas de diferentes estilos musicales. Mezclaremos piezas más tradicionales con las menos escuchadas, pero muy interesantes. Estoy seguro que sorprenderán al público. Entre ellas, cabe destacar que haremos 2 conciertos solistas: uno de ellos, el concierto en Sol M para dos mandolinas de Vivaldi; y el segundo de ellos, un Concertino para clarinete de Weber.

Parece que la música clásica es seguida por una minoría pero últimamente en este tipo de agrupaciones vemos a gente muy joven que estudia música y que se integra en ellas ¿Es un tópico que lo clásico es para gente más mayor o no es cierto?

Siempre ha parecido que la música clásica son conciertos serios y para un público muy determinado. Creo que, como todo, depende de cómo la enfoques llegará a un círculo más grande o más reducido. Por supuesto, este concierto podríamos decir que está enfocado y adaptado a los “nuevos tiempos”.

Un deseo de cara al futuro

El mayor deseo que podríamos tener es disfrutar del trabajo que hemos realizado, viendo cómo la gente que ha asistido al concierto se va con un gran sabor de boca.