CULTURA

Alumnos de la Universidad Autónoma de Madrid llevan un trabajo de campo en el Cerro de las Cabezas

El yacimiento íbero Cerro de las Cabezas de Valdepeñas está siendo estudiado in situ por 13 alumnos de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), que están realizando durante quince días prácticas del máster de arqueología y patrimonio haciendo prospecciones y estudios del terreno. Se trata de uno de los convenios suscritos entre la universidad, el Ayuntamiento de Valdepeñas y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que ahondan en la consolidación y difusión del yacimiento arqueológico datado en 500 años a.C.

El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, visitaba los trabajos esta mañana donde ponía en valor la “riqueza turística, patrimonial e histórica” supone el yacimiento para la ciudad que “hemos ido descubriendo muy poco, pero consolidando para que todo aquello que descubramos no lo destruyamos por la erosión del tiempo”. En cuanto a las actuaciones que se están desarrollando indicó que “ahora se está trabajando fuera de las murallas exteriores para saber cómo se ha comportado el terreno a lo largo de siglos y ver la evolución que tuvo el poblado en su expansión de cuando pasara, si pasó, de ser una fortaleza defensiva territorial a hacerse un núcleo industrial y como la industrialización y producción de las materias primas con las que trabajaban fueron transformando la ciudad”.

Por su parte el catedrático de la UAM, Juan Blázquez, apuntó que “toda la obra de puesta en valor que es el resultado de haber intentado saber lo que había pasado se está restaurando para ir haciendo poco a poco entendible lo que fue esta gran ciudad antigua amurallada y que sea una referencia de trabajo interdisciplinar e interinstitucional con continuidad, con un plan para que la gente vea los resultados de una manera entendible”.

Hay que señalar que el Centro de Interpretación del Cerro de las Cabezas de Valdepeñas ha experimentado recientemente una renovación técnica y pedagógica, gracias a una inversión municipal de 69.772 euros, que ofrece una visión mejorada del mundo íbero.

Se ha incluido información sobre las excavaciones de estos años, actualizando los contenidos, renovar los soportes técnicos, etc. para seguir siendo un centro de referencia en arqueología del mundo íbero. También se ha intervenido en diferentes salas, incorporando imágenes e infografías a los audiovisuales, nuevos vídeos como en la casa del alfarero o en la iluminación LED para el ahorro energético.

También se ha actuado en la zona de religión y muerte, incorporando tres tumbas con réplicas de cerámicas. Asimismo se ha renovado el sistema de iluminación y el informático, incorporando monitores táctiles.