CULTURA

El escritor valdepeñero Gabriel Sánchez García-Pardo lanza un nuevo libro 'El aprendiz silencioso'

Foto de Gabriel Sánchez García-Pardo, autor de "El Aprendiz Silencioso"
Foto de Gabriel Sánchez García-Pardo, autor de "El Aprendiz Silencioso"

El escritor valdepeñero Gabriel Sánchez García-Pardo lanzará en el mes de febrero ó marzo su nuevo libro “El aprendiz silencioso”. Un nuevo libro de aventuras en el que según Sánchez “Valdepeñas está muy presente”. Con él hemos hablado en Actualidad Valdepeñas

Vuelves a deleitarnos con un nuevo libro “El aprendiz silencioso”. ¿De qué nuevas aventuras vamos a poder disfrutar?

Un antiguo proverbio zen dice “Cuando el alumno esté preparado, aparecerá el maestro”. Esa es la premisa de esta novela. Los lectores seguirán las andanzas de Locuaz, un joven avispado, curioso y con un gran corazón, en una trama aparentemente sencilla pero que esconde mucho detrás. Exceptuando algunas visitas al exterior, en esta novela he trabajado con un escenario único, la aldea de Alborada, un espacio pequeño pero verdadero y lleno de vida. Aunque estéticamente me he inspirado en la región alemana de Baden-Wurtemberg, en espíritu, como uno de mis lectores beta de confianza, Antonio Sánchez-Carrasco, se encargó de señalar, esta aldea tiene mucho de mi Valdepeñas natal, de todo lo que supone la vida en un pueblo y la proximidad de sus habitantes.

¿Por qué ese título?

Por la paradoja de que el protagonista, a pesar de lo que indica su nombre, no puede pronunciar una sola palabra. Esta es una novela pausada e intuitiva, en la que he buscado jugar con los distintos sentidos y con lo que sucede cuando careces de alguno de ellos. A la dificultad de un protagonista que no puede hablar, y que por lo tanto solo puede expresarse con gestos, he sumado un narrador testigo que no puede ver, Novelo, uno de mis personajes preferidos, con todas las complicaciones que esto implica a nivel de escritura. Uno de mis capítulos favoritos es el quinto, en el que el narrador describe el mercado de la aldea solo a través de su oído y su olfato. Su relación y su forma de comunicarse con Locuaz, cuyos gestos no puede ver, ha sido otra delicia a la hora de escribir.

el-aprendiz-silencioso-gabriel-sc3a1nchez (Copiar)

¿En qué te has inspirado para escribir este libro y cuánto tiempo te ha llevado?

Aunque es más corto que El Vals de las Hadas Malditas, su escritura me ha llevado el doble de tiempo, un curso escolar (como docente tengo tendencia a contar los años en cursos) desde el germen de la idea hasta el punto y final del manuscrito. Esto es debido a que esta novela ya pertenece a esa nueva etapa de mi vida en la que he compaginado la escritura con la enseñanza de teatro. Y también a que ha sido una escritura pausada y reflexiva, sensaciones que sin duda han quedado grabadas en el resultado final. La idea original me vino de un libro sobre el arte del cuentacuentos que leí un verano. La figura del narrador oral me fascinó y dio lugar a este tipo de narración tan de cuento de hadas, tan de “al calor de la hoguera”. Por supuesto, a lo largo de su escritura me he inspirado también en mis referentes fantásticos habituales y, más que nunca, en lo que veo día a día en la escuela de teatro.

Decías en tu blog que las obras de todo escritor son el resultado de sus experiencias ¿Se cumple con “El aprendiz silencioso”?

Se cumple al cien por cien. Más que en ninguna de mis otras novelas, el lector verá calles, fachadas y paisajes que yo he visto con mis propios ojos, y sentirá emociones ligadas a la educación, la amistad, la frustración o el afán de superación que yo mismo he experimentado. Eso no implica que sea autobiografía ni muchísimo menos. Pero sí que me gusta pensar que he plasmado en la historia mi forma de sentir y de ver el mundo.

En este caso ¿La realidad supera a la ficción?

Es curioso que me hagas esa pregunta porque vendría a resumir uno de los mensajes principales de la novela. A lo largo de la narración se habla de “la verdadera magia” refiriéndose, no a los hechizos, los rayos de colores o los fuegos artificiales propios de la fantasía, sino a pequeños gestos que puede hacer la gente corriente en su día a día sin emplear superpoderes. Mediar en una pelea. Hacer un favor desinteresado. Dedicar un pensamiento de preocupación por alguien que lo necesita. Hay heroicidades rutinarias que todos tenemos a nuestro alcance y que a veces no llegamos a ver por estar inmersos en nuestras propias necesidades y nuestro yo, o que simplemente decidimos no llevar a cabo porque suponen un esfuerzo extra que no estamos dispuestos a “malgastar”. Pero cuando decidimos dar el paso, cuando nos dejamos llevar por la bondad que tenemos dentro, hacemos de este mundo un lugar mejor. Y ahí está la magia, sin necesidad de varitas mágicas.

07 (Copiar)

Hablas de enseñanza, de “corazón a corazón” como en la cita que apuntas en tu libro de Howard G. Hendricks  ¿Qué significan para ti esas palabras?

Lo significan todo. Nadie nace siendo un sabio. Todos hemos sido alumnos, aprendices en algún momento de nuestra vida. Y todos recordamos con especial cariño a dos o tres de los profesores que han aparecido en algún punto de esa etapa. Los que ocupan ese puesto de honor no se lo han ganado por ser unos genios, por dominar una materia a la perfección o por ser unos grandes comunicadores. Han llegado a ese sitio de nuestra memoria porque se implicaron, porque apelaron a nuestros sentimientos, porque supieron llegar a nuestro corazón. Yo he tenido la fortuna de verme rodeado de este tipo de educadores, no solo en la enseñanza reglada, sino en mi propia familia. Y es a lo que aspiro ahora en mi labor docente, lo que quiero llegar a ser para los “nuevos aprendices”. La sociedad podrá preparar a auténticos portentos, mentes geniales, ingenieros de las más complicadas disciplinas que podamos imaginar. Pero si nadie apela a su corazón, si no formamos también en lo que nos hace humanos, qué nos distinguirá entonces de las máquinas.

¿Cómo estás viviendo la experiencia de haber publicado ya varios libros y que sean un éxito?

Con mucha ilusión y con muchas ganas de seguir trabajando y de ir alcanzando nuevas metas. Hace poco empecé a reflexionar sobre lo relativo que es el tiempo en esto de la escritura. El mundo de la edición/publicación se rige por un sistema que mantiene al autor con los pies en la tierra, pues nadie escribe un libro y lo publica al día siguiente (lo que sin duda lo haría sentir a uno imparable). La realidad es que, el libro que escribes hoy, lo publicas dos o tres años más tarde si tienes suerte. Y aunque tus éxitos pasados van allanando un poco el camino, cada vez que te ves con un nuevo manuscrito terminado es como volver a empezar de cero. Es volver a entrar en ese ciclo de paciencia en el que la cualidad más importante es la fuerza de voluntad. Y la fe en tu historia.

¿Cuándo se presenta el libro, dónde y si a partir de su presentación podemos encontrarlo en las librerías locales?

Aún no tenemos fechas concretas, pero sí puedo decir que será durante los meses de Febrero y Marzo y que, entre las ciudades a las que tengo previsto acudir, están: Madrid, Granada, Sevilla, Zaragoza, Murcia y, por supuesto, mi querida Valdepeñas, tan presente entre estas páginas.

IMG-20191111-WA0009