CULTURA

Fernando Delgado: “Francisco Nieva siempre me hablaba de que su vocación teatral nació haciendo güiñoles en Valdepeñas”

El escritor y periodista Fernando Delgado estará este viernes en Valdepeñas para ofrecer,  a las 19:00 horas, en el Teatro Auditorio de la Veracruz, la conferencia “El Nieva que yo conocí”. En Advaldepeñas le hemos entrevistado para saber cómo era de cerca uno de los autores más importantes del teatro español en los últimos tiempos: el valdepeñero Francisco Nieva.

-¿Quién era el Nieva que usted conoció?

Era un ser verdaderamente insólito al que conocí en los últimos años del Franquismo, en aquella España de los primeros años setenta que a pesar de todo había cambiado bastante. Paco era un personaje ingenioso, iconoclasta, atrabiliario y muy inteligente, con un enorme sentido del humor.

- Pintor, escenógrafo, autor teatral y de novela, ¿cómo veía el su obra?

Con su obra estaba muy contento. No creo que estuviera insatisfecho con la vida, aunque a veces se lamentó, porque yo creo que no fue todo lo reconocido que debía, como no lo es ahora, que parece que se ha olvidado, habiendo hecho el teatro tan extraordinario que ha hecho, pero estos tiempos no son buenos para reconocer una obra artística de gran categoría. Nieva, como muchos otros, es una víctima de eso, pero fue un hombre que disfrutó mucho de la vida.

- ¿Como surgió la idea de contar su visión de Nieva?

Yo estaba en la estación de tren de Elda el día que murió y sonó el teléfono. Era un gran amigo mío, un periodista notable, cuya mujer es de Valdepeñas. Me llamó para decirme que Paco había muerto. Yo tenía previsto dar una conferencia en Valdepeñas en el futuro y me propuso hacerla sobre “El Nieva que yo conocí”. Pensé que aunque el título podía parecer pretencioso, realmente no lo era, porque es algo que yo puedo relatar muy bien a mi manera. Lo que hubiera sido una conferencia más para un Club de Lectura, se convirtió en una conferencia que puede tener carácter de homenaje de esa Valdepeñas de la que tanto hablaba él, porque siempre me hablaba de que su vocación teatral nació haciendo güiñoles en Valdepeñas.

-El viernes será un día para compartir anécdotas e historias del pasado, ¿guardaba muchas Francisco Nieva sobre su pueblo?

Si, el tenía una buena memoria de su pueblo. Tenía gran amistad con otro gran valdepeñero, que era Gregorio Prieto, con el que conseguía reírse mucho y del que conseguía reírse mucho, esa es la verdad. Siempre evocaba Valdepeñas, porque además adoraba a su madre y su madre era de allí, por eso tenía un recuerdo bastante emocionado y gustoso de allí. Él salió de allí para hacer su carrera por el mundo, de manera que era un gran cosmopolita.

-Si tuviese que quedarse con una cualidad de Francisco Nieva, ¿cuál seria?

Me quedo con su talento, que lo abarca todo. Era un hombre de una brillantez extraordinaria. También tenía una parte golfa de la que él a veces incluso abominaba, pero estaba muy contento de si mismo, a  pesar de que tuvo que pasar por épocas en las que no fue lo suficientemente reconocido.