CULTURA

El Museo Gregorio Prieto de Valdepeñas acoge una muestra sobre el fervor religioso del artista por la Virgen de Consolación

Fotografía de Gregorio Prieto dibujo Virgen Consolación
Fotografía de Gregorio Prieto dibujo Virgen Consolación

El Museo de la Fundación Gregorio Prieto de Valdepeñas presenta una muestra con diferentes obras del artista dedicadas a la Virgen de Consolación, patrona de Valdepeñas, por la que sentía una gran devoción. Entre ellas se incluyen dos obras que actualmente pertenecen a diferentes instituciones.

Se trata de las obras “Virgen de la Consolación”, prestada por la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción  y la “Procesión de la Virgen de la Consolación”, que se encuentra en el Ayuntamiento de Valdepeñas.

Virgen de la Consolación Gregorio Prieto (Copiar)

La primera es un grabado coloreado a mano al óleo por Gregorio Prieto en 1980 y donada a la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora en 1981. Esta obra está basada en un dibujo anterior, realizado por el artista en 1960.

El cuadro "Procesión de la Virgen de la Virgen de la Consolación" es un óleo pintado por Gregorio Prieto en su juventud, aproximadamente, en 1915.

Procesion Virgen de la Consolación  Gregorio Prieto (Copiar)

La muestra estará expuesta hasta junio de 2019, en el Patio Central de Columnas del Museo de la Fundación Gregorio Prieto en Valdepeñas. Durante este tiempo, el público podrá contemplar estas dos obras de la Virgen que provienen de zonas privadas o de difícil visibilidad.  Estos cuadros estarán acompañados por otras piezas propias de la colección permanente del museo.

La iniciativa del Museo Gregorio Prieto se enmarca como homenaje previo a la Coronación Pontificia de la Virgen de la Consolación, que tendrá lugar el próximo 1 de junio en esta localidad manchega.  

Sobre Gregorio Prieto. Nació en Valdepeñas, Ciudad Real, en 1897 y murió a los 95 años en la misma localidad. Durante su larga vida desarrolló una extraordinaria obra abarcando diferentes disciplinas como pintura, dibujo, collage o fotografía. Realizó sus estudios en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde entró en contacto con los miembros más destacados de la “Generación del 27”, llegando a tener una fuerte amistad con Federico García Lorca, Vicente Aleixandre, Rafael Alberti y Luis Cernuda.

Realizó diferentes viajes y estancias en Francia, Italia, Grecia, Dinamarca y Alemania, donde se vinculará con la corriente surrealista y el arte clásico. En 1937, se traslada a Londres y entra a formar parte de la notable colonia de intelectuales españoles allí exiliados, desarrollando una intensa actividad artística con dibujos y pinturas de ciudades y numerosos retratos de importantes personajes del siglo XX.

A partir de los años 60 desarrolla una pródiga labor bibliográfica y expositiva que culminó con el legado de toda su obra a la Fundación Gregorio Prieto que el mismo creó. Durante sus últimos años recibió importantes reconocimientos como la Medalla de Oro de Castilla La Mancha o su nombramiento Académico Honorario de la Real Escuela de Bellas Artes de San Fernando.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad