CULTURA

Nos metemos entre bambalinas con el director de Broadway Jr, Gabriel Sánchez, sus alumnos y el musical ‘Pinocho’

Gabriel Sánchez, director de Broadway Jr con una de sus alumnas durante los ensayos
Gabriel Sánchez, director de Broadway Jr con una de sus alumnas durante los ensayos

El 8 de junio, Broadway Jr, pone en escena Pinocho con los actores de esta Escuela de Teatro Infantil y Juvenil. Será en el Auditorio Municipal y, en esta ocasión, la representación se hará en dos funciones, una a las 19:00 horas y otra a las 21:30 horas. De todos es sabido que cada vez que esta escuela realiza sus actuaciones de fin de curso, el auditorio se llena, pero vamos a conocer de la mano de su director, Gabriel Sánchez García-Pardo, como se desarrolla todo hasta llegar al escenario. Por cierto, que ya podéis sacar las entradas en el Centro Cultural "La Confianza", al precio de 7 euros.

Desde que os iniciasteis con la escuela de teatro Broadway Jr. no habéis parado de crear cada final de curso. En esta ocasión con “Pinocho” una de las obras de teatro más difíciles de hacer. ¿Cómo te las has arreglado para meter a todos los alumnos en este cuento?

Como ya sabes, el 8 de Junio ofrecemos dos funciones, una a las 19:00 y otra a las 21:30. Esto es porque tenemos dos repartos distintos. Es decir, que hay dos Pinochos, dos hadas azules, dos Stromboli…  Este año, el número de alumnos matriculados en Broadway Jr ha crecido de forma exponencial, y esta era la única manera de conseguir que todos tuvieran cabida en la historia. Ha sido una experiencia muy interesante porque, aunque se trata de la misma obra, cada grupo de actores le da su toque personal. Y para el alumno es muy enriquecedor ver a un compañero de otra clase interpretando su mismo papel con matices distintos. Estoy orgulloso de ambos repartos. Los dos van a arrancar muchísimos aplausos al público.

IMG-20180530-WA0002 (Copiar)

¿Cuánto tiempo lleváis preparando la obra y cuántos alumnos intervienen?

El desarrollo de la obra de fin de curso suele comenzar después de Navidad, es decir, que llevamos unos 5 meses desde la primera toma de contacto de los alumnos con el guión. Los primeros meses, intercalando ensayos con nuestros ejercicios, juegos y clases. Las últimas semanas, dedicadas casi en exclusiva a poner la obra a punto para su estreno. Participan todos los alumnos de la Escuela, un total de 100 actores de entre 4 y 18 años.

¿Qué vamos a poder ver sobre el escenario?

Un musical al más puro estilo de Broadway que muestra una visión muy distinta de la película de Disney, más profunda, más centrada en la relación padre/hijo del juguetero y su marioneta. Entre otras cosas, el público descubrirá grandes números musicales con baile y efectos especiales, diálogos cómicos y entrañables, y algunas escenas muy conmovedoras. De hecho, es la obra más emocional que hemos realizado hasta la fecha. Además de aplausos y risas, esperamos sacar alguna que otra lagrimita.

IMG-20180525-WA0017 (1) (Copiar)

¿De qué manera se implican las familias en cada representación que hacéis?

Se implican al 100% y desde aquí me gustaría darles las gracias y enviarles un abrazo. Se entregan al máximo en la elaboración del vestuario que nosotros les proponemos y nunca ponen objeciones cuando citamos algún ensayo extraordinario fuera del horario de sus hijos. Es una gozada contar con estas facilidades.

¿Cómo ha evolucionado la escuela desde sus inicios hasta hoy?

Ha crecido mucho en número de alumnos y por lo tanto hay más grupos. Pero la ratio no varía (no nos gusta pasar de los 20 alumnos por clase) y la dinámica personal y cercana sigue siendo nuestra base. Si te organizas bien, no importa el número de alumnos que tengas. Aunque requiere más dedicación, eso sí. Y más formación también. El profesor debe aprender constantemente para enseñar nuevas materias. Este año, por ejemplo, hemos introducido el trabajo de improvisación como una de las dinámicas estrella.

El primer año fue Alicia en el País de las Maravillas, el año pasado Los Aristogatos y Charlie y la Fábrica de Chocolate. En esta ocasión, Pinocho. ¿Quién elige las obras, tú como director o tus alumnos?

Siempre proponemos nosotros las obras. Nos gusta oír las preferencias de nuestros alumnos y qué les llama la atención, pero al final siempre les sugerimos algo nuevo y que los saque de su zona de confort. De esta manera, acaban sintiendo pasión por historias que, de otra manera, a lo mejor nunca hubieran despertado su interés.

IMG-20180530-WA0000 (Copiar)

Imagino que poner en escena a tanto niño y niña es complicado ¿Cuál es tu secreto?

El secreto primordial es trabajar por grupos. No juntamos a todo el reparto hasta los últimos ensayos generales, de lo contrario, ¡nos volveríamos locos!

La otra clave, aunque suene algo manida, es trabajar siempre desde el cariño. Por mucho que quieras lograr la excelencia en tal o cual escena, si un día ves a tus alumnos cansados, lo mejor que puedes hacer es aparcar el ensayo y ofrecerles algún juego para darles un respiro.

¿Qué dirías a la gente para que vaya a veros?

Pues les diría que van a ver una obra muy amena, colorista y divertida, llena de efectos (niños colgados como marionetas, máquinas de humo, transformaciones mágicas, teatro negro...) Les diría que el nivel vocal y actoral de nuestros alumnos alcanza ya niveles que rozan lo profesional, y que la historia que ofrecemos es ideal para pasar un rato agradable en familia.

IMG-20180528-WA0001 (Copiar)

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad