CULTURA

Nuevo local de Ensayo para la Banda de Gaitas La Mancha de Valdepeñas. Un gran regalo del décimo aniversario

DSC_1316 (Copiar)
Banda de Gaitas La Mancha celebrando su X Aniversario en Valdepeñas

El sábado, 16 de diciembre La Banda de Gaitas La Mancha celebró su décimo aniversario. El día fue completo, lleno de sorpresas, encuentros con amigos, regalos y, por supuesto, acompañado de los sonidos de gaita asturiana y la percusión de alta tensión.

Hay días, incluso cumpleaños, que se empiezan con el pie izquierdo. A la mayoría del grupo nos pasó todo lo contrario – como si hubiéramos tenido los dos pies derechos – habíamos empezado el día del décimo aniversario de La Banda de Gaitas La Mancha de maravilla. La primera que nos felicitó fue la propia naturaleza que, a pesar de frescor de diciembre, nos regaló un día de sol y cielo despejado. Lo único negativo fue no poder contar con algunos componentes que tuvieron que ausentarse inexcusablemente, pero que estuvieron en nuestro pensamiento.  

Nos juntamos en el Molino de Gregorio Prieto con los compañeros de la asociación cultural “Raigambre” aprovechando la mañana para una excursión al pasado de la ciudad 'muy heroica' de Valdepeñas. Junto con los gaiteros escuchaba la fantástica charla de Luis Miguel Ferrero sobre las costumbres populares José Manuel Patón, concejal de Juventud y Deportes. En este lugar lleno de historia el concejal habló también sobre el mérito de la BGM, reconociendo que esta ha ganado su lugar en la historia actual de Valdepeñas: “Aquí está la Banda de Gaitas La Mancha que por primera vez sonó en la Media maratón hace diez años. Y eso que hemos celebrado 23 maratones en total, de los cuales casi la mitad nos acompañó la Banda”. José Manuel Patón llamó al director de la BGM, Moisés Fernández, para entregarle en nombre del Ayuntamiento de Valdepeñas las llaves de un local de ensayos. Ha sido un gran regalo para La Banda de Gaitas La Mancha que hasta ahora ha podido ensayar sus canciones gracias a la inestimable colaboración del colegio público Luís Palacios, que prestaba su salón de actos en los fines de semana.

DSC_1183 (Copiar)

Con el ánimo subido por los cielos los gaiteros se fueron a celebrar el aniversario en uno de los restaurantes del barrio. En la comida nos reunimos con los familiares y fieles amigos que acompañaban a la Banda en sus diferentes etapas. Han venido también unos nuevos amigos, Daniel y Lucía, músicos apasionados por la cultura celta, los dos procedentes de Asturias. No faltaron anécdotas que recordar, risas y otra sorpresa agradable del día, un poster recordatorio de estos 10 años de la Banda, con las fotos de sus grandes eventos, viajes, ensayos rutinarios y festines que juntaban a los gaiteros y las personas más cercanas.

DSC_1205 (Copiar)

Por la tarde, los músicos de la banda y sus invitados volvieron al Molino, donde había empezado el día de su décimo aniversario. Después de afinar las gaitas los de la Banda empezaron un concierto improvisado al gusto de los vecinos de Valdepeñas que habían venido, algunos a posta y otros atraídos por los sonidos de la música que les enganchó por el camino. La tarde soleada se llenó de los patrones musicales que tejían canciones folclóricas en el aire. El director Moisés Fernández empezaba cada canción con un pequeño excurso a la historia de la Banda, dando más detalles a los que querían saber de este colectivo único. La Banda propuso a los que dedicaron su tarde a escuchar la música celta un pequeño pero agradable detalle – unos dulces Manchegos y sidra achampanada Asturiana. Con esta se brindó para que la banda cumpla muchos más años para dar alegría con sus canciones a Valdepeñas, a los pueblos de la comarca, de la Mancha e incluso “más allá del muro”, como solemos llamar a la cordillera Cantábrica, donde ya se conoció a la BGM por su participación en el Festival Intercéltico 2016 en Avilés.

DSC_1401 (Copiar)

Al anochecer, los gaiteros guardaron sus instrumentos en el Molino e impacientes y felices fueron a ver su nuevo local de ensayo en la Calle Salida Membrilla, 50 que antiguamente ocuparon los deportistas del club “Valdeuvas”. Pronto las paredes, que muchos años escuchaban los sonidos de los tiros, van a sentir la voz potente de las gaitas y percusión. Como los niños con sus zapatos nuevos, los de la Banda recorrieron su nueva casa, conocieron a los vecinos de otras asociaciones, que les dieron una amable bienvenida, y… Han tenido una nueva sorpresa. Los jóvenes asturianos, que participaron en el ensayo del aniversario, han regalado a la BGM el disco “Spirum” que grabaron junto con La Banda de Gaites Villa de Xixón.

A pesar del frío y anochecer temprano la fiesta parecía ser sinfín. La gente no quería despedirse unos de otros y de la sensación de la total satisfacción de cómo se vivieron estos diez años y de espera del buen futuro. Algunos siguieron la tarde de la celebración, otros se fueron a sus casas, pero todos se quedaron con buen sobregusto del décimo aniversario de La Banda Gaitas La Mancha. 

DSC_1356 (Copiar)