DEPORTES

FS Valdepeñas. 5-4. El juvenil pierde un punto a 7 minutos del final

Antonio José del juvenil azulón, conduce un balón ante un rival. Foto ACP-FSValdepeñas
Antonio José del juvenil azulón, conduce un balón ante un rival. Foto ACP-FSValdepeñas

El juvenil cayó derrotado a falta de 7 segundos en Villarrobledo, en una pista hostil. Un inspirado Miguel Del Amo y las facilidades defensivas bastaron para que los de Robles volvieran de vacío a casa.

El Villarrobledo se llevó los puntos, pero no fue un buen anfitrión. Algunos detalles de los que se vieron el pasado sábado no deberían de suceder en un terreno de juego donde además había futbolistas que están aún en edad de formación. 

Dicho esto, cuando te enfrentas a un rival tan “duro”, la concentración ha de aumentarse exponencialmente, aislándose de todo aquello que no sea tu propio objetivo.

Mal empezó el partido para los azulones que al cuarto de hora ya perdían por 2 -0 con los tantos de uno de los protagonistas de la tarde, Miguel del Amo.

El primero vino precedido de dos faltas que el árbitro no decretó, lo que facilitó para que el balón le llegara limpio a Del Amo para que la mandara a la escuadra. El segundo vino de un pase atrás y Del amo marcó el 2-0.

La reacción de Robles no se hizo esperar y jugó de cinco, lo que da origen al gol de Alex Naranjo que acorta distancias en el 16’.

Las pesadillas a veces tienen nombre y apellidos y en este caso la pesadilla de equipo valdepeñero se llamaba Miguel Del Amo que volvía a hacer de las suyas a 2’ minutos del final de la primera mitad para dejar el marcador en 3-1.
Robles repite estrategia y saca portero-jugador, esto le vuelve a dar resultado y Felipe pone fin a la primera mitad metiendo el segundo. 3-2 en el luminoso.

La concentración es una de las cosas que con más facilidad pierde cualquier jugador y cuando lo hace, el equipo lo sufre. Eso pareció ocurrirle a los azulones porque no había transcurrido un minuto cuando encajaron el 4-2, obra de Daniel aprovechando una mala salida del meta azulón.
Reaccionaron los de Robles y Antonio José, en una buena acción, la puso en el segundo palo para que Ángel marcara a placer… se volvieron los azulones a acercar en el marcador, corría el minuto 4’ de la segunda mitad, 4-3.

La igualada llegó cuando Antonio José la roba en un saque de banda, se va bien del portero y la cruza al segundo palo. El defensa llega tarde a salvar el gol y solo puede ver con impotencia como las tablas llegan al marcador a falta de 3’ para la conclusión del encuentro.

El árbitro, muy condicionado por el ambiente cargó con 5 faltas a los de Robles que se veían muy perjudicados en su juego (complicado apretar al rival en esa situación).

Aguantaban bien los valdepeñeros e incluso crearon alguna ocasión para ponerse por delante, pero a falta de 7 segundos, Juande, que no tuvo su día, encaja el quinto por debajo de las piernas. Ese sería, a la postre, el gol de la victoria local en un partido muy igualado.

Acabó el partido con derrota por 5-4 y ahora toca esperar al Membrilla FS que jugará el sábado 24 de febrero a las 20:30h en la Ciudad Deportiva Virgen de la Cabeza.