DEPORTES

Jaime Jiménez: "Soy un abanderado de mi ciudad; ahora mismo tengo una lucha encarnecida en Valladolid con el Ribera de Duero y el vino de Valdepeñas"

El destino de Jaime Jiménez estaba ligado al mundo del fútbol. Ya desde muy pequeño entrenaba de la mano de su padre, que también fue portero. 

Y esa máxima de lucha, trabajo y sacrificio le ha acompañado a lo largo de toda su carrera hasta conseguir ser quien es hoy en día, el portero titular del Real Valladolid C.F. consiguiendo haber militado esta temporada en Primera División y siendo el primer valdepeñero que consigue un logro de estas características. advaldepeñas ha estado con él y nos ha abierto su corazón para hablar del pasado, presente y futuro de su carrera futbolística.

¿Cuándo te diste cuenta de que te querías dedicar profesionalmente al mundo del fútbol?

Yo vengo de familia futbolista. Mi padre fue portero también. Yo quería jugar y siempre quería estar más tiempo con él. Eso fue que me aficionara al mundo del fútbol. Mi padre me compró una equipación de la Selección Española, de Zubizarreta, con sus guantes, y ahí empezó todo. Luego fui creciendo y fui evolucionando. 

¿Ha sido difícil llegar hasta donde estás ahora?

Sí, bastante, porque cuando yo empiezo a jugar al fútbol no había ni siquiera escuelas de fútbol base en Valdepeñas. También era una época muy complicada porque no había medios para salir no sólo por las escuelas sino que también Valdepeñas no tenía suficientes recursos para que te pudieran ver fuera de aquí.  Ha sido complicado y duro, mucho trabajo y muchos esfuerzos.

¿Cómo resumirías tu carrera?

Mi carrera ha sido evolutiva. Con el paso de los años ha ido mejorando. He tenido algunos estancamientos en Segunda B y Segunda División pero he ido superando todas las categorías, ya que he pasado por todas las categorías del fútbol español. Ha sido evolutiva y positiva porque ese trabajo que ha estado en la sombra ha dado sus frutos y ahora puedo jugar en Primera División.

¿Qué futbolista era tu favorito cuando eras pequeño?

Cuando era pequeño tenía varios porteros favoritos. Me gustaba mucho Buyo por su agilidad, Zubizarreta por su colocación y su juego aéreo, Abel Resino por su carácter dentro del campo… Luego en mi fase adolescente me gustaban porteros como Cañizares, Buffon, y en la etapa más reciente, Casillas.

Después de haber estado a punto varios años de subir a Primera División, al fin lo conseguiste. ¿Qué significó para ti ese momento?

Fue un premio al trabajo hecho durante muchos años. Vencer a esa mala suerte que siempre me había perseguido en cuanto a lesiones o cuando hemos jugado los playoff de ascenso no poder ascender.  He conseguido quitarme esa espina  de esa falta de suerte que siempre he tenido porque las cláusulas de rescisión me han hecho daño a la hora de saltar de categoría o por el tema de lesiones que siempre he tenido lesiones importantes cuando he quedado libre.  Esas tres cosas han hecho que se haya retrasado mi debut en Primera División.

¿Qué sentiste cuando llegó la hora de enfrentarte a los grandes, como el Real Madrid o el Barcelona?

Yo me quedo sobre todo con el partido de mi debut contra el Zaragoza, en su campo, donde ganamos 0-1 en la primera vuelta de Liga y fue algo maravilloso porque era el sueño de todo el mundo debutar en Primera División, ganar y dejar la portería a cero. Estaba también mi familia y les pude dedicar la victoria, así que fue un sueño hecho realidad. Y luego cuando he visitado campos como el Bernabeu, el Camp Nou o el Calderón la verdad es que siempre es una alegría inmensa. Tenía ganas de competir y enfrentarme a los mejores y poder saber a qué nivel estaba.

Esta temporada empezaste como portero titular, luego estuviste algunos meses en el banquillo y acabaste siendo de nuevo portero titular. ¿Qué balance puedes hacer de la temporada?

Ha sido una temporada positiva porque me gané la titularidad desde el principio del campeonato. Luego el entrenador decidió cambiar por motivos técnicos y después volví a convencerle para seguir jugando. Así que me quedo con ese resultado de ser un jugador trabajador que demuestra su valía y que no se echa a perder ni se derrumba ante las adversidades, sino que sigue luchando para demostrar quién es. Es Jaime Jiménez Merlo, un luchador que trabaja incansablemente para conseguir sus objetivos, le pongan las trabas que le pongan. 

¿Cómo ha sido tener a Djukic como entrenador?

Es un entrenador joven, que está empezando, que seguramente tenga que mejorar en muchos aspectos pero a quien auguro un futuro muy bueno porque ha sido futbolista, comprende a los futbolistas y nosotros hemos estado encantados con él. El segundo año fue maravilloso, defensivamente fuimos muy rocosos, fuimos el equipo menos goleado por lo que conseguí el Trofeo Zamora al portero menos goleado de Segunda División, se hizo un buen fútbol y se ascendió. Y en esta temporada hemos seguido haciendo ese tipo de fútbol, siendo rocosos en defensa. Djukic ha sido un entrenador que nos ha inculcado valores defensivos, que es muy importante para conseguir los objetivos y entiende al futbolista y no es muy autoritario.

¿Para la próxima temporada sigues en el Valladolid?

De momento mi representante está negociando la renovación el Valladolid. Mi idea principal es quedarme allí pero hay que esperar a ver cómo termina aquello.

¿Por qué es tan importante en futbolista el físico como la mente?

Es importante formarse bien, ser un tío sano, no perder la esperanza y trabajar para mejorar y limar sus defectos. Si uno se forma, aún mejor. Es importante cambiar el chip de los futbolistas que se plantean dedicarse al fútbol y no hacer nada más porque hay una estadística que dice que sólo el 1% de los jugadores en España llegan a ser profesionales. Con lo cual, es tan bajo el porcentaje de futbolistas que consiguen dedicarse al fútbol, que el 99% restante tiene que buscarse otro trabajo, tiene que tener una base de conocimientos para poder vivir de algo.

¿Cuál es tu meta en el mundo del fútbol? ¿Te ves en un futuro como entrenador?

Me gustaría seguir ligado al mundo del fútbol. Tengo mis estudios, mis carreras y mis empresas pero me gustaría que esas inversiones fueran bien para poder tener la libertad de ser entrenador. Me gustaría seguir en el mundo del fútbol, no sé si como entrenador, director deportivo o entrenador de porteros. Estoy preparado para ello y me gustaría porque tengo ese sentimiento de que en Valdepeñas falta quien dé las herramientas necesarias a los chavales para conseguir ser futbolistas.

¿Qué significa para ti que te hagan un homenaje, desde la asociación de vecinos de la Zona Centro, en tu ciudad?

Estoy feliz y contento de que me premien y valoren en mi pueblo el trabajo que llevo dedicándome a esto. Soy un abanderado de Valdepeñas, lo llevo por todos lados y ahora mismo tengo una lucha encarnecida en Valladolid con el Ribera de Duero y el vino de Valdepeñas y soy muy pesado con el tema de Valdepeñas. Llevo siempre su gastronomía, sus vinos y su historia a los lugares que visito jugando al fútbol y que eso se vea compensado con un homenaje que me hagan en mi pueblo, es de elogiar.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad