DEPORTES

Viña Albali Valdepeñas. 1-1 | La mala fortuna de cara al gol condena al filial al reparto de puntos

Foto ACP-FSV-Juan Cózar (Copiar)
Foto ACP-FSV-Juan Cózar (Copiar)

Reparto de puntos en la Molineta donde el marcador no hizo justicia a los azulones que, en líneas generales, fueron mejores. Un gol “cañalla”, en el último segundo, llegó cuando los de Robles acariciaban el triunfo.

Cuando perdonas demasiadas veces sueles pagar las consecuencias; la diosa fortuna te mira a la cara y con una sonrisa burlona te deja con la miel en los labios.

Desde el inicio, los de Robles tocaron mejor el balón y propusieron un juego más atractivo. Por el contrario, los visitantes tiraban de experiencia y concentración en defensa para mantener a raya a los azulones.

En la primera mitad ninguno de los dos conjuntos se prodigó en acciones ofensivas más allá de algún robo y su contra correspondiente.  Cuando el reloj marcaba el cuarto de hora de partido, Antonio José intentó sorprender al meta calerano desde campo propio. Al filo del final de la primera mitad, Álex Naranjo y Jhony perdonan en dos acciones que deberían haber subido al marcador. Estas fueron las ocasiones más notables de los primeros 20 minutos.Con tablas en el luminoso se llegó al descanso.

La segunda parte comenzó con un planteamiento más ofensivo por parte de los azulones y prueba de ello fue la primera jugada de ataque al minuto de la reanudación en una jugada trenzada entre Álex y Ángel.

Los caleranos no se arrugaron e hicieron que Barbu se luciera en una contra con superioridad visitante en el 28’.

El partido se volvía loco en unos minutos vertiginosos donde el intercambio de golpes se sucedía con la amenaza de dejar grogui a algunos de los contrincantes.

Barbu vuelve a hacerse grande en un disparo seco en el lanzamiento de una falta en la frontal. Dos minutos más tarde la tiene Álex para los azulones, pero se va fuera.

Los minutos pasaban y nadie lograba perforar la meta contraria. La buena actuación de los porteros y la escasa puntería eran la tónica dominante en el encuentro.

Los que tanto se buscaba durante los 40 minutos de juego llegó en el último minuto. Un robo en campo propio propicia la enésima contra en superioridad, pero esta vez sí, esta vez Juan Cózar machaca en el segundo palo el gol de los azulones.

No parecía haber tiempo para la reacción y el conjunto visitante juega de cinco para intentar lo que a la postre conseguiría: el gol del empate. En un barullo dentro del área de Barbu, al saque de un córner, el balón queda muerto y Álvaro Martín mete la puntera y marca el definitivo 1-1 para sorpresa de los azulones que vieron cómo se escapó la victoria en un suspiro.

La racha de victorias en casa se acabó en un partido que, si no fue el mejor de lo que va de campeonato de los azulones, estos hicieron méritos para que los puntos se quedaran en casa.

El próximo partido será el sábado 27 de octubre a las 18,30h en el PM de Cobisa.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad