DULCE NAVIDAD

Chema del Fresno: “Me conformo con seguir teniendo la cabeza bien sentada, trabajar sin parar en mis nuevos proyectos y retos, y esperar a que lo sembrado florezca con el paso del tiempo”

En advaldepeñas hemos querido conocer cómo vive la Navidad Chema del Fresno, un joven y polifacético artista de Valdepeñas que estos días trabaja a destajo para entregar todas las caricaturas que los Reyes Magos le han encargado para repartir el próximo 6 de enero. De sus proyectos, de sus recuerdos navideños de la infancia y de cómo vive ahora ésta época del año, hemos hablado con él.

- Llega diciembre y con el las Navidades ¿Que suponen estas fechas para ti, tanto a nivel profesional como personal?

A nivel profesional, me centro mucho más en la ilustración (caricaturas), porque el público ha encontrado una solución más fácil, sencilla y original de hacer un nuevo regalo. El interiorismo y la pintura artística quedan de alguna manera en "standby", aunque también llevo muy en mente estas disciplinas pues tengo proyectos comenzados en ambas.

A nivel personal, bueno... me pasaré muchas horas del día en el estudio trabajando, por lo que esta "tradición" de la Navidad, la veré, como siempre desde la mesa de dibujo muy gustosamente. Me tocará como a casi todo el mundo hacer un poco de teatro en el mes de Diciembre, y aparentar que somos todos súper felices.

- ¿Qué ofreces en tu negocio para sorprender con un buen regalo esta Navidad?

Sobre todo originalidad, con el tema de las caricaturas para regalar, artesanía y variedad de precios para la adaptación de cualquier bolsillo. Cada año comienzo antes con los encargos para Navidad (para la americanada Papá Noel, y para Reyes Magos), pues muchos clientes intentan encargar con el tiempo justo y ya no es posible. Al siguiente año, ya me está haciendo el encargo en Octubre.

- ¿Qué recuerdos tienes de la Navidad cuando eras pequeño? ¿Sigues manteniendo la ilusión de aquellos años?

Recuerdo siempre la ilusión de Reyes Magos, que es lo que más me gusta. Esa magia que conlleva la espera y el deseo de ver qué te toca desembalar cada año, también pedir el aguinaldo por la calle, que siempre me daba vergüenza y no se cómo me las apañaba, que hacía de cabecilla del grupo, y casi siempre me "escaqueaba" de pasar y hacer el "indio" cantando villancicos que su letra nunca he sido capaz de entender. La ilusión ahora cambia, todo se ve de otra manera, siento que nos hemos americanizado demasiado y el señor gordo de traje rojo y renos mágicos ha pisoteado a nuestros queridos Reyes Magos, y los ha dejado a la altura del betún, todo por culpa de esta sociedad que camina al igual que un puñado de ovejas siguiendo al pastor. Me molesta mucho, de verdad.

En general pienso que la Navidad es una costumbre que no puedes dejar de hacer, porque quedarías excluido del resto, aunque muchas veces lo desees. Entiendo también que la gente aprovecha esta fecha para reunirse, sobre todo en familia (aunque muchas de ellas aprovechan para lanzarse todo a la cara) y también para hacer un regalo a quien de verdad lo deseas y no lo haces nunca. Paz, armonía y prosperidad?? mejor me guardo esa opinión. Han puesto la Navidad para hacernos creer que somos felices durante un mes al año, y también que nos pongamos un ridículo gorro rojo con una pelota blanca al final. Tristemente somos dígitos que nos mueven para un lado y para otro.

- ¿Qué regalo de Reyes recuerdas con más ilusión? ¿Y hubo alguno que nunca llegó?

Siempre me hacían ilusión, y me hacen aún, pero por entonces, una bici para todos siempre era lo más. Casi nunca de lo que me pedía para Reyes llegaba, pero igualmente cuando abría los regalos y me emocionaba, olvidaba lo que había pedido.

- ¿Qué le pides al 2017?

No pido nada, ni tampoco cuando se brinda por el próximo año después de las campanadas, porque nunca me he tomado las 12 uvas. No vale de nada pedir y quedarte de brazos cruzados. Me conformo con seguir teniendo la cabeza bien sentada, trabajar sin parar en mis nuevos proyectos y retos, y esperar a que lo sembrado florezca con el paso del tiempo.

Lo que si deseo es seguir teniendo la salud que tengo y poder compartirla con mis seres queridos. Si tienes salud y felicidad venida del amor de los tuyos, el resto se consigue con trabajo y tesón, está claro.