EDUCACIÓN

El arte no conoce límites: los alumnos de 4 años aprenden géneros de la pintura en el Museo Municipal

Los alumnos del colegio Jesús Castillo han visitado El Museo municipal para aprender qué es el bodegón y recibir una experiencia de acercamiento al arte. Lo sorprendente en esta actividad es que el público es de lo más joven -los chicos de segundo de infantil, muchos de los cuales tienen la edad de 4 añitos-. La experiencia demostró que los niños de edad temprana son capaces de percibir la belleza de las bellas artes e interpretar perfectamente los conceptos que les propone el mundo llamado museo.

Victoria Barchino Sánchez, técnico de educación del Ayuntamiento de Valdepeñas, coordinadora de actividades educativas comentó que la concejalía de educación del Ayuntamiento de Valdepeñas lleva años haciendo actividades para edad infantil respondiendo así a la demanda de los centros educativos. “Intentando atraer a los niños en la edad de 4 años trabajamos el género de bodegón porque es muy sencillo, quizá los retratos o paisajes son más complejos para esta edad, entonces hemos elegido el bodegón por su cercanía a los niños. Las cosas que aparecen en los bodegones se pueden encontrar en casa, son reales, fáciles de identificar”, explica la coordinadora.

Victoria_explica_bodegón (Copiar)

Durante la visita al museo Victoria ha introducido a los pequeños al tema del bodegón, primero teóricamente y después prácticamente: “Intentamos abrir más el horizonte artístico para los niños, explicarles la época en la que se ha pintado el cuadro, y también hacemos la recreación de un bodegón sencillo que dibujan los propios niños en el museo. Hacer cosas de manera divertida, jugando, hace que los niños queden con el conocimiento y el recuerdo de la visita al museo”. Después de escuchar las explicaciones sobre el género del bodegón y teniendo ante los ojos elementos de la naturaleza muerta (Victoria preparó unas frutas y botella) los pequeños artistas crearon sus propios bodegones con lápices de cera. Con total naturalidad se echaron al suelo y cada uno se metió en el mundo de la imaginación y del arte. Todos tuvieron los mismos elementos para “copiar”, pero cada uno hizo su propia interpretación, una pequeña obra del arte.

Los niños del colegio Jesús Castillo fueron acompañados por sus profesoras Clara Adrián y Lucía Ginés y también por su profesor de música Pedro García Filoso. Hicieron un recorrido peatonal atravesando la ciudad, aprendiendo las cosas con cada paso. “Hemos venido por lugares concretos de la ciudad, viendo Valdepeñas desde punto de vista artístico. El paseo de la Estación con su Pérgola de la música con la estatua de música, hemos pasado por otro museo – el de Gregorio Prieto – y hemos visto elementos de la ciudad que están relacionados con el arte desde el colegio hasta que hemos llegado aquí” – Clara Adrián asegura que el hecho de trasladarse andando permite a los niños ver las cosas rutinarias con otro ángulo de percepción.

Profesores_montan_puzzle (Copiar)

En el museo los niños aprendieron los conceptos del bodegón y de la bodega. Las profesoras supieron transmitir a sus alumnos el concepto de la etimología de las palabras, la conexión entre las definiciones y del mundo real que definen: la fruta, el jugo, el vino, la bodega, el bodegón… ¡Impresionante, qué potencial y qué motivación tienen los pequeños alumnos a la hora de aprender! Clara Adrián, profesora del colegio Jesús Castillo, valora la experiencia desde varios puntos de vista: “Con la actividad del bodegón los niños conocen mejor sus raíces. El Bodegón está relacionado con la bodega, entonces a través de la pintura los niños conocen la cultura del vino, de su región. En casa cada uno de ellos tiene elementos de bodegón, es un tema cercano”. A parte del conocimiento histórico, tradicional, lingüístico (aprender las palabras y los conceptos que están detrás de ellas) los alumnos de 4 años han podido aprender géneros de pintura: “La excursión de hoy nos propone la posibilidad de entender el arte en sus distintas variedades: la actividad permite a los niños distinguir los géneros del retrato, del bodegón y de los paisajes. Cuando dibujamos a una persona, hablamos de un retrato, cuando dibujamos a la naturaleza, al exterior, ya es un paisaje, y cuando pintamos en interior con los elementos como fruta, vino, caza es la naturaleza muerta o bodegón” – explica Clara.

Los niños se portaron fenomenal, todos muy atentos, aprendiendo con alegría y facilidad. ¿Por qué? Será porque los métodos de la enseñanza les habían tocado las cuerdas del alma adecuadas: todo el conocimiento teórico se acompañó por tareas prácticas, interactivas con la posibilidad de expresarse individualmente. Primero dibujaron sus bodegones, después recorrieron el museo en la búsqueda de un cuadro que representa la naturaleza muerta, lo interpretaron (los elementos en el cuadro, los colores, lo que les atrae) y hasta construyeron el mismo cuadro con cubos-puzles. Uno de los alumnos se ofreció a arreglar un error en la composición que habían acometido los profesores y ¡lo hizo a la perfección! Un niño de 4 años que al ver por primera vez una obra del arte compleja pudo recomponer sus elementos.

La iniciativa de atraer a los alumnos de infantil al Museo municipal ha tenido un éxito total. Los profesores apreciaron mucho que sus pequeños alumnos acudieran a este acto. Aseguran que los niños pueden mirar mucho más allá de lo que es un juego, de lo que es una ludoteca, y que los niños vayan acercándose a lo que es un museo les parece muy importante. También esta experiencia establece un hábito cultural en los niños y rentabiliza los museos de la ciudad llenándolos del público agradecido.Niños_pintan (Copiar)