EDUCACIÓN

Un edificio emblemático y con historia viva en Valdepeñas diseñado por el arquitecto Miguel Fisac, el del IES Bernardo Balbuena

Pirámide situada en uno de los jardines del IES Bernardo Balbuena y que fue diseñada por Miguel Fisac
Pirámide situada en uno de los jardines del IES Bernardo Balbuena y que fue diseñada por Miguel Fisac

Cuando hablas con quienes han estudiado en el IES Bernardo Balbuena de Valdepeñas, o quienes han dado clase, incluso con padres de alumnos, el tema, casi siempre, es el mismo: que viejo está el edificio, tendrían que reformarlo o hacer algo, incluso hay quienes han comentado: “hay que tirarlo abajo y hacer uno nuevo”. Pues bien, eso es imposible puesto que es un edificio protegido, emblemático e histórico, que fue diseñado por uno de los mejores arquitectos del mundo, el daimieleño Miguel Fisac.

Un edificio que se inauguró en 1967, que cumple 50 años, que es seguro y con unos detalles que os vamos a contar. En Actualidad Valdepeñas nos hemos desplazado hasta este centro educativo de la localidad y hemos hablado sobre él con su actual Directora, Elisa Lozano y con Mari Cruz García-Madrid, profesora del centro y una de las encargadas de organizar los actos conmemorativos que durante 2018 se van a celebrar en el centro.

IES BERNARDO BALBUENA FACHADA (Copiar)

Del IES Bernardo de Balbuena se han celebrado aspectos como por ejemplo cuando cumplió el 75 aniversario en Valdepeñas, cuando comenzó siendo un instituto ubicado en el centro de la ciudad, en la calle Buensuceso, pero nunca, explica Elisa Lozano “como edificio emblemático y con historia, que se inauguró en junio de 1.967, curso 1.967/68, por el entonces Ministro de Educación Lora Tamayo y que fue diseñado por Miguel Fisac, el arquitecto español nacido en Daimiel y conocido mundialmente. Un edificio que ha llegado a nuestros días y del que hay mucho que contar”.

Mari Cruz nos cuenta que la primera actividad será la Exposición sobre Fisac, prestada por el Ayuntamiento de Daimiel, en la que se podrán ver desde el 31 de enero, que es cuando se inaugura (17:30 horas)  en la Capilla del centro, imágenes de las obras de este arquitecto, además de planos del edificio del Balbuena, junto a murales realizados por los alumnos de Arte de este instituto con el objetivo “de mostrar distintas perspectivas del autor del instituto más antiguo de Valdepeñas, que es patrimonio histórico, de unir el dinamismo de ayer de Fisac con el momento actual del centro”. Una exposición que estuvo comisariada por Fisac y llegó hasta la Escuela de Arquitectura de Munich (Alemania). Habrá paneles biográficos de este arquitecto que “fue muy controvertido en su momento”, explica Mari Cruz, quién también cuenta que los alumnos realizarán una excursión a Daimiel para conocer el Antiguo Instituto Laboral de la localidad (sede actual del Centro del agua), el Museo Comarcal y el Mercado de abastos, diseñados también por Fisac. Esta actividad se completará con una visita a la Motilla del Azuer, yacimiento arqueológico  estructurado en una elevación del terreno, con posibles fines defensivos y de almacenamiento de productos agrícolas en torno a un pozo para la obtención de agua, datado en la Edad del Bronce (2200-1300 a.C.). Será un paseo por el ayer y el hoy “para conocer el siglo XX a través de Fisac”, añade esta profesora.

Elisa apunta que el edificio es muy simétrico “si miras desde arriba  está todo muy calculado y muy colocado, y no tiene vigas, cuando te enteras de esto te preguntas: ¿y cómo se sujeta?, pues ahí está el misterio de Fisac. Es un edificio que ha pasado desapercibido durante muchos años, no te paras a pensar en la luz que entra en las aulas, que es natural, usamos poco la luz artificial. Aquí no es tan fácil arreglar algo, hay que pedir muchos permisos. Se han hecho pocas reformas porque no se puede modificar, todo está calculado al milímetro”.  Otro aspecto curioso son los azulejos que hay en las paredes de los pasillos, de los que Lozano cuenta que “Fisac los diseñó para que los alumnos los cubrieran con papeles, información y demás, lo que hoy también se sigue haciendo como paneles informativos o decorativos”.

PASILLOS CON AZULEJOS Y PAPELES (Copiar)PASILLOS CON AZULEJOS 2 (Copiar)PASILLOS CON AZULEJOS 3 (Copiar)

Mari Cruz recuerda que “Fisac ensambló lo popular junto a lo tremendamente práctico y moderno de la época. Ya no solo por técnicas sino por materiales. No se olvidaba del sentido práctico. El se preguntaba ¿Para qué vale esto, que función tiene?, no solo tiene que ser bonito, sino práctico. Como ves el pensaba en el terreno manchego y vio que no había que elevar el edificio. Fisac recorrió el mundo entero buscando nuevas formas, sobre todo viajó a Oriente, ahí está la Pagoda en Madrid, que posteriormente fue demolida, un ejemplo de construcción Oriental”.

Elisa recuerda que la Capilla del Instituto es un ejemplo claro de la obra de Fisac: “Es un espacio al que tenemos que darle identidad, el techo tiene una forma curva muy original y si te fijas en las ventanas que hay en la pared están colocadas de forma curva. La luz natural era fundamental en sus diseños. En los jardines hay elementos que pueden pasar desapercibidos, como por ejemplo, una pirámide que fue diseñada por Miguel Fisac y que está ubicada en el primer jardín que te encuentras a la izquierda a la entrada del centro. El instituto debía ser funcional a la vez que moderno”.

(En la foto de las ventanas de la Capilla se puede apreciar que están colocadas haciendo una curva. En la foto del techo se puede ver que este, está curvado)

CAPILLA IES BALBUENA 3 (Copiar)CAPILLA IES BALBUENA1 (Copiar)

Para esta conmemoración también  han solicitado la ayuda de alumnos que estudiaron en el Balbuena hace 50 años con el objetivo de “conocer su perspectiva y todo lo que ellos conocen de aquella época sobre el centro”. Comentarios y datos que pueden dejar en el blog de lectura del IES Balbuena.

Este centro educativo tenía en principio 21 aulas, que después se han ido ampliando utilizando espacios que cumplían otra función, como por ejemplo los antiguos vestuarios que hoy son aulas. Algunas  de ellas se han sacado de departamentos “es un centro que ha crecido mucho en alumnado y había que buscar soluciones para hacer clases, incluso las hay prefabricadas en el exterior de este edificio”, explica Elisa quién también añade que “es difícil hacer reformas porque todo es Fisac y es inamovible”.

Lo que sí quieren dejar claro ambas es que se trata de un edificio muy sólido y seguro: “La forma de trabajar de Fisac es segura, pero desconocida incluso por arquitectos. La Unidad Técnica de Ciudad Real vino y dijeron que estaba bien hecho, que es seguro. Descubrieron que no tiene vigas, pero sí un engranaje maravilloso que está hecho de la forma especial que Fisac tenía de hacer las cosas. Es una estructura indestructible y muy estable”.

Finalmente, confían en que a partir de estas actividades conmemorativas se conozca más sobre este edificio que tiene mucho más que cemento y azulejos, “historia viva”.

Historia del instituto

Diseñado por el arquitecto Miguel Fisac (1913-2006), el edificio acogió desde 1967 el proyecto de futuro y los estudios de numerosos jóvenes de Valdepeñas y comarca: desde Santa Cruz de Mudela a Moral de Calatrava, junto a La Solana, Tomelloso o Villanueva de los Infantes. Se trataba de hacer un centro que albergara esa posibilidad de conocimientos previos a estudios más completos o a los estudios universitarios propiamente dichos.

Aunque el actual instituto de enseñanza secundaria ‘Bernardo de Balbuena’ comenzó su andadura en 1933 en anteriores emplazamientos de la localidad (uno de los cuales estuvo situado en la calle Buensuceso), fue en el verano de 1967 el momento en que se inauguraron oficialmente las obras de la entonces flamante construcción, terminada casi dos años antes. De su inauguración se encargó el entonces Ministro de Educación Lora Tamayo.

Siguiendo la idea del arquitecto Fisac, el instituto debía ser funcional, al tiempo que moderno, sin exceder la inversión asignada. Es la razón por la que se suman principios constructivos de la tradición manchega a materiales de construcción o revestimientos novedosos en su día y no excesivos en coste, como el cemento o los azulejos. Fisac hubo de afrontar problemas constructivos como el modo de aligerar en peso la obra realizada en cemento, por lo que tomó como punto de referencia la estructura de los huesos de mamíferos, huecos en su interior. Es la razón por la que se hace extremadamente complicado mover ningún elemento de una construcción que viven día a día más de mil personas, entre alumnado y personal docente y no docente: es un edificio histórico, (con el valor que ello conlleva, y la responsabilidad que debemos tener en su conservación y mantenimiento), pero es también un edificio vivo, que debe responder a necesidades funcionales y adecuarse al momento actual.

La parcela donde su sitúa el IES Bernardo de Balbuena de Valdepeñas tiene 23.000 metros cuadrados (2,35 ha). El edificio tiene una superficie docente de 5.151 metros, el gimnasio 733 metros, la caseta 10 metros, aulas modulares del patio 120 y las viviendas de conserjes, 259 metros.

 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad