EMPRESAS

Los tres casos más alarmantes de una 'Mala Comunicación Interna'

Bueno, quizás he exagerado un poco, más que mala, digamos "a mejorar". Tuve una becaria en una empresa para la que trabajé que solía decirme: -”Leticia, tienes una forma distinta de asimilar el mundo. Cuando compartes tu punto de vista, me suena en el cerebro un “click” que me hace despertar a otra realidad trufada de nuevos matices y ya no puedo dejar de verlo como tú”.

Me suena en el cerebro un “click” que me hace despertar a otra realidad trufada de nuevos matices @SilviaPalomino

¿Por qué os cuento esto? Porque no puedo evitar que una canción, una película, una frase, me lleven del presente a otro momento, a cierta compañía, a una situación graciosa... Igual me pasa con los olores. Y claro, la forma en que os presento estos TRES CASOS ALARMANTES no iba a ser distinta.

Hablamos de COMUNICACIÓN INTERNA en el ámbito de la empresa. ¿Cuántos de vosotros habéis oído alguna vez frases como estas. -”A mí no me habéis dicho nada” “Eso no ha llegado a mi departamento” ó “¿En dónde pone eso?”

unnamed

Ese tipo de sentencias son la primera alarma de que tienes trabajo por delante en la COMUNICACIÓN INTERNA de tu empresa.

1º caso “Predicar en el desierto”. Algunas empresas para comunicarse con sus empleados internamente usan escuetamente un gran tablón de anuncios

¿Sabríais decirme el número de trabajadores que se detienen delante del tablón de anuncios de su empresa? ¿Cero? -¡No hombre!, seamos positivos. Uno. El encargado de cambiar los documentos expuestos. Este tipo de negocios suele tener otro hilo con sus empleados… Radio Macuto. Sí, ya lo sé, en todas las empresas hay alguna filial de esta emisora, aunque el problema no es la sintonía por la que emite; si no, el recorrido que tiene la misma.

Estas fuentes suelen crear, malentendidos y en ocasiones hasta enfrentamientos. Seamos honestos, más allá del “chascarrillo” NO aportan NADA al crecimiento de la empresa. 

Si tu empresa se encuentra en este caso. No te alarmes ¡Ánimo! No hay vicios importantes adquiridos, queda todo por hacer, es verdad, toda la comunicación interna de tu empresa está por crear. Esto, lo creas o no, a la larga es una ventaja.

unnamed (1)

2º Caso “Blade Runner”

Toda la plantilla son replicantes de los mensajes emitidos. Se “revolucionan” fácilmente por la cantidad de mensajes que han recibido vía whatsapp, mail, en la Newsletter, les han informado en el meeting matinal, han enviado mensajes a la intranet, en las tres reuniones que llevas esta jornada, en carteles expuestos en los ascensores, el ya MÍTICO tablón de anuncios, los de seguridad están al corriente, el personal de limpieza conoce todos los mensajes... Lo sabes tanto y con tanto ímpetu que te produce rechazo. Tus trabajadores han desconectado al tercer impacto, en este momento es cuando su transfiguración a replicante está en marcha. Y lo que es peor, nunca te han contado con exactitud su opinión, ya no sobre los numerosos mensajes, si no sobre tamaño bombardeo. Los empleados ahora son replicantes y los mensajes, en una sola dirección, de tantos que son y llegan desde tantos flancos acaban perdiéndose…”COMO LÁGRIMAS EN LA LLUVIA”.

Si este es tu caso ¡Tranquilo! es una alarma pequeñita, no es para tanto. Has recorrido la mitad del camino de tu objetivo. Deja que tus empleados hagan el camino a la inversa y encontraros en un punto medio.

3º Caso “No me chilles que no te veo”

Mensajes transversales por canales transversales. Instrucciones correctas sobre evolución y modus operandi, cadencia buena y fluidez de acción en la directiva óptima, pero no llegas más abajo de los supervisores. Por parte de los trabajadores, reportes al supervisor que no traspasan la frontera de los mandos intermedios. Es decir, el caso del empresario al que han dejado sordo. Él exhorta para toda la plantilla. Y los trabajadores, ciegos, nunca saben qué pasa, cuál será el próximo paso del plan, cuál es la forma correcta de usar su conocimiento, como mejorar o a quien preguntar dudas que les hagan crecer, ya que su jefe, no llega a oír nada y sus supervisores, hacen oídos sordos.

unnamed (2)

Si este es tu caso, debes pensar que ha habido un cortocircuito en la comunicación. Se puede arreglar sin que nadie se alarme. Baja a la arena, explica directamente tú a tus encargados de sección (supervisores) qué quieres que sea la comunicación interna. ¡Habla con todos! Monta, si es necesario, un súper encuentro (Un súper desayuno, un súper meeting, una súper jornada…) En [email protected] no dejes de entablar conversaciones formales e informales. Asegúrate de que sea un DIÁLOGO, no un monólogo y toma nota de todo, has conseguido un feedback de primerísima calidad.

Mientras trabajas en la comunicación interna y las alarmas se van apaciguando detente un momento y piensa ¿Qué cantidad de información incluyes en los mensajes que han de llegar a tus empleados? ¿Dosificas y planificas de alguna manera el número de mensajes distintos? ¿Estás seguro que el contenido va a hacer que ellos sean prescriptores y defensores de tu marca? ¿Dotas a tus empleados de los conocimientos suficientes para que entiendan los avances empresariales que se producen? ¿Te aportan con regularidad su punto de vista? Si has respondido a todas las preguntas con un SÍ, ¡Enhorabuena! vas por buen camino.

unnamed

Si alguna cuestión te ha hecho pararte y reconocer que no ¿A qué estás esperando? Tienes una gran oportunidad para fidelizar a tu plantilla. Elévate por encima de otras empresas de tu competencia. Tus empleados son parte de tu familia empresarial. Ellos, como tú, deben sentirse orgullosos y halagados de pertenecer a tu empresa y la comunicación interna no es ni más ni menos que uno de los pilares principales en el que se fundamenta la mayor fortaleza que tienes en tu ámbito profesional, LA FIDELIDAD DE TU GENTE. Merece la pena intentarlo ¿Verdad? ... ¡A por todas!

Sobre Leticia Sánchez de Pablo, autora del artículo.

Leticia Sánchez de Pablo es Especialista en Comunicación y Mass Media. Una experta que añade visibilidad y reputación a la comunicación de tu empresa. Leticia nos cuenta que "a diario encuentro empresarios cansados de improvisar gastando tiempo que no tienen y dinero que aún no han ganado en planes a corto plazo que no les llevan a ningún éxito". Ella te ofrece VISIÓN, ESTRATEGIA, un plan a medio largo plazo y cambiar gasto por INVERSIÓN. Su mail es: [email protected] Teléfono: 628 366 506

IMG-20190930-WA0034

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad