ESPECIAL BODAS Y CEREMONIAS

Todo lo que necesitas saber sobre el protocolo de un enlace matrimonial

En la boda cada persona tiene su papel y también su sitio. Este tipo de eventos sigue un riguroso protocolo que, en ocasiones, parece preconcebido por los contrayentes. Tanto en la ceremonia como en el banquete se siguen unas pautas que giran en torno a los novios y padrinos.

protocolo

Durante la ceremonia hay varios momentos que tienen especial importancia para los celebrantes, pero la actividad viene de antes. Según dicta el protocolo, el padrino es el encargado de entregar el ramo a la novia en su casa, leyéndole un escrito. Lo del ramo es típico, pero lo de leer un texto... ya no se estila.

Tanto el novio como la novia salen de sus respectivas casas. En primer lugar lo hacen los familiares más jóvenes, seguidamente los más mayores. El novio saldrá acompañado de su madre y la novia de su padre, siempre del lado derecho de la misma. El novio será el primero en llegar a la iglesia acompañado de su padre, madre y suegra, para dar la bienvenida a los invitados.

Minutos antes de la llegada de la novia a la iglesia, y tal y como refleja el protocolo, el novio deberá entrar a la iglesia con su madre, seguido de su suegra y padre, para esperar a la novia en el altar, ocupando el lado derecho. La novia hará su entrada en el templo con los acordes de la marcha nupcial junto al padrino, cogido de su brazo izquierdo.

El orden de colocación de los invitados será: justo detrás de los novios se sentarán padres y padrinos. Los familiares y amigos del novio, detrás a la derecha, y los de ella, a la izquierda. Una vez concluida la ceremonia, lo correcto es que salgan los padrinos y los padres y después el resto de invitados, que recibirán a los recién casados con una lluvia de pétalos y arroz.

El siguiente destino de la comitiva es el lugar de celebración del banquete. Éste comenzará con un aperitivo que se servirá mientras los novios posan para el reportaje fotográfico. Cuando llegan al restaurante se hace un brindis que presiden los recién casados y los padrinos.

A la hora de servir los platos se muestran primero a los novios para que den su aprobación, este paso  también se sigue con las bebidas que se tomarán.

La chaqueta o americana no se debe quitar durante el almuerzo, a no ser que el novio lo haya hecho previamente.