FIESTAS DEL VINO 2015

La lluvia ha dado tregua y los valdepeñeros han podido celebrar la Ofrenda de Flores a su patrona la Virgen de Consolación

Finalmente, la lluvia ha dado tregua y se ha podido celebrar en Valdepeñas la tradicional Ofrenda de Flores a la Patrona de la localidad, la Virgen de Consolación. El pueblo de Valdepeñas se ha mantenido fiel a esta tradición, cuya comitida formada por ciudadanos particulares y asociaciones ha salido desde el Convento hacia la calle Virgen y hasta llegar a la Plaza de España.

 

La Ofrenda de Flores a la Virgen de Consolación se realiza con motivo de las Fiestas de la Vendimia y el Vino que se celebran en su honor. Una ofrenda que se hace desde el año 1980, el día 7 de septiembre, previo a la celebración del día de la Patrona que es mañana martes día 8. Este día se celebrará la procesión a las 20:00 horas que saldrá de la Plaza de España, recorriendo las calles Real, Cervantes, Seis de Junio, Cristo, Virgen y llegada a la Plaza de España donde se cantará la Salve y habrá un Besamanos, poniendo así punto y final a estas Fiestas.

En la ofrenda, desde la plazoleta del Convento donde se concentran los participantes hasta la Plaza de España, cientos de personas le muestran su fervor y su devoción a la Alcaldesa Perpetua de Valdepeñas, la Virgen de Consolación, aportando ramos de flores a sus pies. Primero lo hacen los particulares y después las asociaciones, todo ello acompañado por las bandas de música de la localidad, además de la Coral Maestro Ibáñez. 

El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martin, se dirigió a la Virgen de Consolación para, en este caso, pedir que favorezca el convulso inicio de la vendimia en la localidad.  “Un año más Señora, la cosecha está en los campos y os solicito que la vendimia sea tan próspera como la fe que en ella pusieron las manos que la cultivaron”, le rogó el regidor municipal, que agradeció “hasta donde vuestra mano lo haya bendecido, que hoy pueda enorgullecerme de estar de nuevo aquí a vuestros pies para daros las gracias”.

Por otro lado, imploró a la patrona que intercediera para lograr la pronta recuperación de un adolescente de Valdepeñas que en la misma tarde fue hospitalizado por cometer “una travesura”.

Martín gritó en tres ocasiones el “¡Viva la virgen de Consolación!” y “¡Viva Valdepeñas!”, al que le siguieron los cientos de asistentes congregados en la ofrenda floral. Durante la misma, la Asociación de Coros y Danzas Fermento interpretaron la “Jota de la Virgen” a los pies de la imagen.

Una cita que nadie quiere perderse, incluso vestidos con el traje típico manchego.

Ofrenda 6 (Copiar)

ofrenda 7 (Copiar)ofrenda flores a la virgen (Copiar)

ofrenda 5 (Copiar)