GASTRONOMÍA

30 participantes en la cata “a ciegas” que Chato Grato hizo este viernes en el Museo del Vino

El salón de actos del Museo del Vino de Valdepeñas acogía ayer viernes la primera de las tres catas sobre vinos monovarietales que va a dar la empresa valdepeñera “Chato Grato” en  unas jornadas promovidas desde la Fundación del Museo.

100_6544 (Copiar)

Según explicó el sumiller José Carlos Rodríguez, el fin de esta cata “a ciegas” era el de dar a conocer variedades que se están elaborando durante los últimos años, que no son autóctonas, pero que también empiezan a tener un mercado. “Es importante que aquí en Valdepeñas seamos conocedores que se elaboran variedades de origen francés y de otras zonas de España”, explicó.

30 asistentes a una cata interactiva, donde se explicaron cosas como el origen de las variedades y sus propiedades, para catar luego seis vinos diferentes. Entre los participantes Rodríguez explicó que a este tipo de catas suelen asistir estudiantes, enólogos, amantes del mundo del vino “un público muy variopinto, pero que luego se lleva muy bien”.

Para quienes se hayan perdido esta cata y quieran ir a las siguientes, tendrán lugar en los meses de mayo y junio y en agosto tienen previsto hacer una cata de uvas, también en el Museo del Vino. Son actividades organizadas desde la Fundación del Museo del Vino para dar a conocer este espacio de la ciudad.