GASTRONOMÍA

Cerca de 200 personas degustaron los vinos de Bodegas Alto Landón en la cata de los Jóvenes Amigos del Vino

Ayer por la tarde se celebraba en el Museo del Vino de Valdepeñas la primera cata de 2017 organizada por los Jóvenes Amigos del Vino y en la que se degustaron los vinos de Bodegas Alto Landón, situadas en Landete (Cuenca) y pertenecientes a la DO Manchuela. Cerca de 200 personas participaron en esta cata en la que se probaron 4 vinos.

José Luis Villegas con Rosalía Molina en la cata de Bodegas Alto Landón
José Luis Villegas con Rosalía Molina en la cata de Bodegas Alto Landón

El presidente de la asociación, Jose Luis Villegas, señaló que era un orgullo tener en Valdepeñas una Bodega del prestigio de Alto Landón y recordó a los socios que en breve los establecimientos colaboradores con la asociación tendrán puestos los vinilos que les acreditan para hacer descuentos a los socios. Villegas explicó que la web de la asociación está en construcción y se activará pronto.

CATA ALTO LANDON 3

Por su parte, Rosalía Molina Cano, propietaria de Bodegas Alto Landón explicó que su bodega se encuentra a 1.100 metros de altitud, en un clima frío y con distintos tipos de tierra que dan unas características muy peculiares a sus vinos: “Nuestra filosofía es la de hacer vinos lo más naturales posible, de cultivo ecológico y expresando el lugar de donde provienen”.

Respecto a las variedades de uva, en esta zona se dan las autóctonas como la Bobal o Garnacha, con viñedos de hasta 100 años y variedades que “en otros lugares no se pueden cultivar del mismo modo, puesto que necesitan frescura, altitud y clima frío, como la Malbec o Cabernet Franc. Tenemos hasta 15 variedades distintas en blanco y tinto, viñedo viejo y viñedo nuevo”.

CATA ALTO LANDON

Los vinos que se cataron eran frescos y con acidez natural, potentes y muy concentrados, así como ecológicos “que se distinguen en que el lugar es distinto”, añadió Rosalía. 

Antes de comenzar la cata se visionaron fotos que mostraban las características del terreno y el trabajo que se realiza en la viña.

La uva alcanza un alto grado de perfección, el resultado es que son vinos con personalidad propia como: DONA LEO 2015 (Moscatel de grano menudo seco), RAYUELO 2012 (bobal 100% con 8 meses en barrica), ALTOLANDON TINTO 2010 (Syrah garnacha y cabernet francés) con 18 meses en barrica e IRREPETIBLE 2015 (Syrah Malbec) con 4 meses en barrica.