GASTRONOMÍA

Duelos y Quebrantos realizó una paella en el hermanamiento con las familias de Cognac que han visitado Valdepeñas

Paella de Duelos y Quebrantos para las familias de Cognac que nos visitaron
Paella de Duelos y Quebrantos para las familias de Cognac que nos visitaron

Este fin de semana y con motivo de la visita que las familias de Cognac, ciudad francesa hermanada con Valdepeñas, han realizado a nuestra ciudad, la asociación Duelos y Quebrantos realizó una paella, plato típico de nuestro país. Un día de convivencia familiar y gastronómica.

Desde la asociación valdepeñera señalan que para el evento los socios de la misma prepararon, bajo la supervisión del Vicepresidente, José María Astasio, una paella cuyos ingredientes fueron: arroz, pollo, conejo, azafrán, pimentón, romero, Aceite de Oliva Virgen Extra, agua y sal.

"Más de 130 comensales pudieron saborear y disfrutar de ello en la sede que gustosamente la EPA del Francisco de Quevedo cedió para esta ocasión tan especial de hermanamiento entre dos países tan unidos en la historia, como son España y Francia", añaden desde la asociación, quienes también explican que los componentes de la asociación J’Aime Cognac, prepararon también una de nuestras más tradicionales bebidas: “limoná”, con la receta clásica del libro que editó Duelos y Quebrantos con gran éxito “En un lugar de la cocina”, hace ya casi dos años.

Y para amenizar la tarde, parte de los componentes de la Banda Maestro Ibáñez animaron con su música un día más que especial, un día para el recuerdo.

Ya al finalizar el día, los socios de Duelos y Quebrantos, junto a los franceses que han compartido estos días con algunos de los  socios de la misma, pudieron degustar otro de nuestros platos más representativos: las gachas, así como su idiosincrasia, además las tomaron con cebolletas en vinagre, guindillas: "también aprendieron lo que es echar el sopón y beber en bota. Mucho más que una experiencia gastronómica que al igual de toda su idiosincrasia, como el tomarlas con las cebollas en vinagre, las guindillas, así como aprender “que es echar el sopón” y “beber en bota”…mucho más que una experiencia gastronómica, según los propios amigos franceses pudieron transmitir.

En definitiva un día cargado de muchas sonrisas, buena comida, mejor bebida y todo ello, por si fuera poco, acompañados de un sol magnífico.

WhatsApp Image 2019-10-30 at 11.56.25(1)WhatsApp Image 2019-10-30 at 11.56.24(2)WhatsApp Image 2019-10-30 at 11.56.23

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad