LEJOS DEL KM 200

Ana Sánchez: “Echo de menos el ruido de las campanas de la plaza, comer los domingos en casa de mi abuela y las charlas con mis hermanas antes de ir a dormir”

Ana Sánchez Maroto es una valdepeñera que hace 5 años decidió marcharse a vivir fuera, a Los Ángeles (California-EE.UU). Estudió diseño de moda en el Centro Superior de esta especialidad en Madrid (Universidad Politécnica). Tiene 28 años y con tan solo 23 decidió irse a Estados Unidos. Anteriormente, vivió también en Milán por un intercambio con la Universidad, donde apenas notó diferencias con España. Nada que ver con su experiencia actual en América donde cada día se enfrenta a un reto nuevo. Con ella hemos hablado porque está Lejos del Km 200

Ana Sánchez en una playa de Los Ángeles (California)
Ana Sánchez en una playa de Los Ángeles (California)

¿Háblanos de tu trayectoria profesional?

Con 22 años conseguí mis primeras prácticas (o Internship en inglés) en el sector de la moda. Trabajaba para el Corte Inglés como diseñadora para una de sus marcas concretamente para el grupo Induico. Algo que me llamaba mucho la atención cada vez que iba a trabajar durante ese periodo, año 2011, eran las continuas huelgas y protestas de los sindicatos y trabajadores del sector. Cada día tenían lugar múltiples pre jubilaciones de los empleados, así como despidos. No auguraba mucho futuro para mí en la industria de la moda por aquel entonces, y decidí huir. Puedo decir que nunca he hecho el intento de mandar mi curriculum a ninguna empresa dentro de España, pero quien sabe.

¿Cómo fue tu llegada a EE.UU?

La primera vez que llegué a Estados Unidos empecé a trabajar como babysitter en Los Ángeles contratada por una agencia internacional. Después de unos meses renuncie al trabajo y perdí mi visado de trabajo, por lo que lo cambié por uno de estudiante. Con un visado F1 (visado de estudiante), el gobierno de Estados Unidos no te permite trabajar legalmente, por lo que no podía utilizar mi diploma de la universidad de España. Resulta curioso, te marchas de tu país porque no quieres trabajar como becaria hasta los 30 y cuando vienes aquí descubres que el gobierno no te permite acceder a ningún trabajo porque no tienes número de la seguridad social ya que no eres ciudadano o residente del país. En esos momentos, uno se para a pensar “al final estoy en las mismas que en España pero con el handicap de que aquí no está mi familia”.

Ana Sánchez maroto 2 (Copiar)

Realmente puedes acabar tirando la toalla, pero yo no lo hice. Los primeros años empecé a trabajar de camarera para pagarme la renta pero a la vez tenía que ir a la escuela, si quería ser legal en el país. Pese a todo no quería perder el contacto con el mundo laboral en la moda y en mi tiempo libre buscaba ofertas como becaria. Encontré unas prácticas como asistente para un diseñador local en Beverly Hills y que no me pedía seguro social. Trabajaba totalmente gratis con un horario de jornada completa, y apenas 30 minutos para comer. A eso le tenía que añadir el tráfico hasta llegar al lugar. Una hora y media para ir y otra hora y media para volver, así todos los días. Después de unos meses la factura del coche que había alquilado para desplazarme superaba cualquier reputación de cualquier diseñador, y decidí dejarlo. Posteriormente a eso, he trabajado como buyer y asistente creativo para una marca de bisutería que se llama Sucre Couture, allí me encargaba de buscar vendedores, solicitar catálogos y organizar las sesiones de fotos.

Sin duda mi mayor logro profesional es mi actual trabajo. Trabajo como visual merchandiser para la cadena de tiendas Zara en los Ángeles desde el año 2015. Soy responsable de controlar el stock recibido, analizar las ventas con respecto a años anteriores y crear estrategias de marketing y promoción.

¿Por qué decidiste marcharte fuera de España?

Siempre he sabido que una vez eligiese diseño de moda como futuro profesional, no tendría muchas opciones en quedarme en Valdepeñas. Bueno la razón principal fue porque quería ser bilingüe y poder ser más competente con respecto a otros que tuvieran mi mismo título.

¿Por qué Los Ángeles y háblanos un poco de esa zona?

Cuando tenía 16 años veía una serie que se llamaba O.C basada en la vida de un grupo de jóvenes y sus familias en New Port Beach. La serie se filmó en California y con ella pude conocer los paisajes espectaculares, sus playas, los muelles, el clima, etc. Quería ver esos lugares en primera persona.

Resido aquí desde el año 2012. Es la ciudad más poblada del estado estadounidense de California y la segunda ciudad más poblada de Estados Unidos con 18 millones de habitantes. Las distancias aquí son eternas y hasta para ir al supermercado necesitas de un coche o transporte público. El servicio público de transporte es muy limitado y apenas hay servicio de metro, por eso, si algún lector está estudiando la idea de venir aquí, muy importante; vas a necesitar hacerte con un coche. Los Ángeles está dividida en infinidad de regiones con sus barrios, o condados, para hacer más fácil su distribución urbana. He vivido en Hollywood a 10 minutos del paseo de la fama cuando trabajaba de niñera. Después residí en una ciudad llamada Huntington Beach; con una de las playas más famosas por sus excelentes condiciones para el surf. Actualmente vivo en Long Beach, una ciudad tan grande como Valencia, tiene costa también y la renta de alquiler oscila entre 900-1300 dólares por un apartamento de una habitación. California es uno de los estados más caros de América.

ana sanchez maroto 4 (Copiar)

¿Cuál es tu rincón favorito o rincones de la ciudad?

Sin duda tengo un lugar favorito al que me encanta ir a ver el atardecer, se llama The Sunken City (ciudad sumergida), en la ciudad de San Pedro (a 20 minutos de mi casa). Es un lugar que no lo conoce mucha gente pues tiene el acceso restringido debido al terreno rocoso por los acantilados, pero eso no nos importa demasiado a los que somos locales en la zona, ya que merece la pena disfrutar de la vista del océano, y de los graffiti hechos en las rocas, además no es nada peligroso.

ana sanchez maroto 3 (Copiar)

¿Qué supuso para ti dejar España y tener que irte a vivir tan lejos?

Fue una decisión que tome con mucho tiempo de antelación, por lo que no sentía tener miedo. Me confortaba el saber que contaba con el apoyo de mis padres y que mi familia podría venir a visitarme. Ahora, echo la vista atrás y me sorprendo de cuánto tiempo llevo aquí, es entonces cuando asumo las consecuencias de mi decisión de haberme marchado tan lejos y que triste me siento al recordar que no he podido estar en los momentos buenos y malos de mi familia y amigos. Echo de menos tantas cosas: por ejemplo, echo mucho de menos el ruido de las campanas de la plaza, ir a casa de mi abuela a comer todos los domingos, y las charlas en pijama con mis hermanas antes de ir a la cama. Realmente lo echo mucho de menos.

ana sanchez maroto 1 (Copiar)

ana sanchez maroto 6 (Copiar)

¿Qué diferencias encuentras respecto a nuestra cultura, sociedad, forma de vida, etc…?

Soy una defensora a ultranza de la cultura española, incluso peco de repetitiva acerca de mencionar constantemente España en mi vida diaria en America. Aunque soy consciente que por el momento ya no vivo allí, a veces el mayor éxito se consigue sabiendo adaptarse a la nueva cultura, y el entorno, por eso sigo aquí.

En mi opinion la cultura americana carece de muchas cosas: actividades relacionadas con la historia y el arte, ya sea visitar un museo, o ir al teatro son actividades no tan accesibles como en nuestro país. La comida es otro de los grandes choques que los españoles sufrimos cuando nos marchamos de casa. Si los americanos conocen sólo dos tipos de quesos, cheddar y mozzarela, nosotros hemos probado cientos de clases. Al menos, me siento muy feliz de que California tiene ese espíritu y estilo de vida relacionado con el vino y las catas. Hay un gran número de bodegas con vinos muy reconocidos internacionalmente, y es un estilo de vida muy extendido.

Otra diferencia que encuentro son las relaciones sociales con las personas, nosotros tendemos a establecer más relaciones sociales a largo plazo. Hay que tener en cuenta que en los Angeles no sólo precisamente viven americanos, aquí convivimos a diario en nuestros trabajos con multitud de culturas y todas a la vez en el mismo sitio: latinos, asiáticos, hindú, árabes, con lo que el respeto entre nosotros es algo básico y saber aprender que lo que para ti puede ser normal, para ellos no lo es.

¿Sería difícil volver a vivir en Valdepeñas?

Para nada, me encantaría. Se que nada ha cambiado para mí en Valdepeñas, hay gente maravillosa que me recibiría con los brazos abiertos, incluso no habiéndonos seguido mucho la pista en los últimos años, hay amistades que nunca se olvidan. 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad