LEJOS DEL KM 200

Gema Quintana García: “Es una gran experiencia que te hace descubrirte como persona, ser más fuerte y enriquecerte con todas las experiencias y gente que te cruzas en el camino”

Gema es una valdepeñera que actualmente vive en Irlanda, es profesora de inglés en la Academia Babel y ha decidido irse unos meses a ese país para seguir perfeccionando el idioma. Vive con una familia y trabaja con ellos de Au Pair. Con Gema hemos hablado sobre su experiencia irlandesa, que además recomienda.

Gema Quintana en Irlanda
Gema Quintana en Irlanda

- ¿Cómo te decidiste a emprender esta aventura en Irlanda?

Hace tiempo que estaba detrás de la oportunidad de poder vivir esta experiencia como au pair. Este año se dieron las circunstancias adecuadas para poder hacerlo y no me lo pensé. Todo surgió un poco sobre la marcha y en cuestión de días estaba haciendo la maleta.

- ¿En qué ciudad resides y por qué te decidiste a vivir allí?

Vivo en un pueblo muy pequeñito llamado Killeagh que está a 36 km de Cork. Tiene las necesidades básicas, colegio, farmacia, supermercados, carnicería y pubs pero para cualquier otra cosa me desplazo a Cork. Me decidí a vivir aquí por la familia, ya que la conocía de antes y sin duda si venía de au pair era con ellos… quizá habría sido más cómodo buscar algo en una ciudad grande pero no lo cambio por nada. Es un pueblo con gente encantadora y te hacen sentir como en casa.

- ¿A qué te dedicas estos meses?

Trabajo de au pair. Ahora los niños están de vacaciones así que se levantan algo más tarde pero básicamente mi trabajo consiste en prepararles el desayuno, llevarles al parque, jugar con ellos, hacer alguna tarea doméstica y hacerles la comida. Estoy con ellos hasta las 5 que llega el padre del trabajo y empieza mi tiempo libre.

gema quintana garcia (Copiar)

- ¿Cómo es la vida en Irlanda?

La vida en Irlanda es muy diferente a la de España. Los horarios son distintos y la cultura en cuanto a la familia y la comida también. Se vive muy bien y tienen unos sueldos muy buenos. Todo en el país parece estar orientado a las familias con niños. Aquí es muy normal ver a parejas de 30 años con 3 o 4 hijos ya. En cuanto a las comidas no tienen esa cultura de sentarse a la mesa todos juntos ni de preparar comidas o cenas como nosotros las entendemos. Aquí cada uno va un poco por libre y la verdad es que no comen muy bien. También hay excepciones pero en general suele ser así.

- Como profesora de inglés, el idioma allí no es un problema para ti, ¿verdad?

El idioma no es un problema pero sí que es verdad que el acento irlandés es uno de los más complicados de entender junto con el escocés, así que al principio cuesta entenderlos pero luego te acostumbras y el resto te parece increíblemente fácil. Siempre es enriquecedor escuchar diferentes formas de hablar y aprender cosas nuevas.

- Además de la ciudad en la que resides, ¿qué sitios has podido conocer y cuáles tienes pendientes?

Intento viajar todos los fines de semana ya que los tengo libres, así que he podido visitar Cork, el Castillo de Blarney, Cobh, Kinsale, Mizen Head, Ardmore, Youghal, Dublín, Wicklow Mountains, Glendalough y Rock of Cashel… pendientes tengo los acantilados de Moher, Kerry y cualquier rinconcito que me dé tiempo a visitar. Irlanda es preciosa y hay paisajes que parecen sacados de cuentos de hadas. La naturaleza, el mar, acantilados, el sonido del mar, de los ríos… te transmiten una paz y tranquilidad difíciles de olvidar y son un regalo para la vista

- ¿Es muy diferente la gente de allí a la española?

No, quizá la gente tenga la idea equivocada de que la gente de aquí es fría, seria y distante. Para nada. Son muy parecidos a nosotros en carácter, son muy abiertos, graciosos, amables y cariñosos. Si vas andando por la calle, todo el mundo te saluda y si te hace falta, te ayudan sin dudarlo. Los irlandeses son gente encantadora que te hacen sentir como en casa.

- ¿Cuál es tu rincón preferido de la ciudad?

Sin duda mi rincón preferido de donde vivo es Glenbower Wood, un bosque increíblemente bonito al que voy todos los días después del trabajo para despejarme. Salgo a correr o a pasear y sin duda es algo que echaré mucho de menos al volver allí. Poder correr al lado del río, entre árboles, con temperaturas suaves y que lo único que escuches sea el agua y los pájaros… no lo cambio por nada.

- Aunque no vayas a estar fuera de Valdepeñas mucho tiempo ¿qué es lo que más echas de menos?

Sin duda lo que más se echa de menos es a la familia y amigos pero bueno gracias a las nuevas tecnologías hablamos todos los días y puedo ver a mis padres y sobrinillos por Skype.

- ¿Recomiendas vivir la experiencia?

Sí, sin duda. Pero también aconsejo elegir muy bien antes a la familia porque hay casos de todo tipo y esto no deja de ser una lotería, así que cuanto más hablen y se conozcan antes de ir, mejor. Esta es una gran experiencia que te hace descubrirte como persona, ver hasta dónde puedes llegar, buscarte la vida por ti misma, tener que empezar de cero en un país nuevo lejos de toda tu gente y de tu zona de confort. Te hace ser más fuerte y enriquecerte con todas las experiencias y gente bonita que se va cruzando en tu camino. El cariño de tu familia irlandesa, de los niños y de las nuevas amistades es algo que te llena cada día. Y por supuesto el idioma lo mejoras muchísimo porque es una inmersión lingüística total.

gema quintana gracia 3 (Copiar)gema quintana garcia 2 (Copiar)

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad