MODA Y SALUD

Dientes, Dientes

Porque nuestra sonrisa es nuestra carta de presentación, cada vez más, el tener una sonrisa alineada, blanca y brillante es una de los “deseos más deseados”, y el conseguirla, un dinero muy bien invertido, según refieren nuestros pacientes cuando la disfrutan. Cuando los pacientes consiguen una sonrisa bonita, la pregunta del millón es: “Doctora ¿y por qué no lo habré hecho antes? No sabía que esto existía, tan sencillo, en tan poco tiempo…tenía otra idea…Estoy muy feliz!”

rosalia 2 (Copiar)

Aún en la población, se desconoce a la odontología estética y todo lo que ella puede conseguir, con muchos tratamientos innovadores y otros más antiguos pero totalmente innovados gracias a unos materiales de alta gama, excelentes. 

Hoy por ello, quiero hablaros de uno de los tratamientos más frecuentes y resultones dentro de la estética dental: las carillas de composite, como un tratamiento antiguo pero innovado gracias a una técnica actual, en la que usamos magnificación, gracias a unas lupas personalizadas y vemos todo, todo… y unos materiales en constante progreso dentro de la excelencia.

En principio deciros que las carillas son finas láminas de composite de última generación, hechas en clínica, que nos permiten cambiar la forma, el color, el tamaño, cerrar espacios entre dientes… Se suelen realizar en los dientes de delante, en busca de una sonrisa más armoniosa, más blanca, o buscando la perfección.

La técnica estratificada, donde mezclamos varios colores, de distintas opacidades, para simular el esmalte cristalino, la dentina opaca, y el bode traslucido, junto con unos composites brillantes de excelente pulido y el uso de lupas de magnificación nos permite conseguir unos resultados verdaderamente naturales.

Se realizan sin anestesia generalmente, porque no se agrede al diente.

Son tratamientos muy rápidos: en realizar el frente anterior (generalmente 4-6 dientes) se tarda como una mañana. Al mes, se revisan y se finaliza el pulido, en una cita más corta.

Se puede hacer vida normal, desde el minuto 1, de salir de la consulta, por supuesto sin molestias después, tan solo con ganas de sonreír para mostrarlas.

Suelen hacerse los 4 incisivos superiores y caninos superiores, pero pueden extenderse a premolares, dependerá de la sonrisa del paciente y hasta donde se quiera llegar.

Las ventajas fundamentales respecto a las carillas de cerámica (otro material) son:

No agrede nada al diente.
Se realizan en un solo día.
No requieren anestesia.
Son modificables y reparables en clínica.
Son reversibles.
Son muy miméticas
Ideales en pacientes muy jóvenes.

Las desventajas, respecto a las de cerámica son:

Envejecen más, lo que conlleva un mantenimiento cada 2 años.
No son fáciles de realizar, es un trabajo artesano y creativo.
Los resultados a largo plazo son más inestables, requieren pulidos y retoques.
Pueden fracturarse, aunque se reparan en clínica fácilmente.

El mantenimiento de estas carillas de composite, es revisarlas, pulirlas, retocarlas cada dos años, o más tiempo, dependiendo de los cuidados del paciente, sobre todo de alimentación, tabaco, colorantes…

Os animo, si vuestros dientes no os terminan de gustar a que consultéis vuestro caso.

Os dejo unas fotos de tratamientos reales realizados en nuestra consulta en una mañana, de 3-4 horas.  

¡¡Feliz Verano y a sonreir!!

paciente 1


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Paciente1: mujer joven con alteración en la estructura del esmalte superior e inferior
 
paciente 1-
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Paciente 1: despues de carillas en 4 incisivos superiores
 
paciente 2-
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Paciente 2: mujer de 60 años, que quiere dientes mas blancos y corregir algunas imperfecciones, un diente mas largo que otro, triangulos negros o mucho espacio entre dientes...
 
paciente 2
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Paciente 2: con carillas en incisivos superiores e inferiores y caninos superiores