OCIO

Los 5 sorprendentes beneficios de los videojuegos para la salud

Normalmente podemos escuchar que los videojuegos enferman a nuestros niños y que su uso excesivo es dañino. Y si bien existen aspectos negativos como que nuestros niños se encierran en sus habitaciones y no hacen actividades al aire libre, también existen beneficios sorprendentes para la salud física, mental y emocional de quienes disfrutan y se entretienen con videojuegos. Por ejemplo, están más que comprobados los beneficios del Wii Fit para la salud física y existen videojuegos de Nintendo Wii para ejercitarnos que surten excelentes resultados. También se ha demostrado como los videojuegos pueden prevenir enfermedades físicas y mentales.

Aquí os explicamos 5 de los sorprendentes beneficios de los videojuegos para la salud.

1. Mejoran las habilidades sociales

Aunque existe una creencia generalizada de que los jugadores están socialmente aislados, muchos videojuegos modernos realmente fomentan el comportamiento social en los jugadores. La mayoría de los jugadores (más del 70%) juegan videojuegos con uno o más de sus amigos. Los jugadores que juegan videojuegos con amigos, pueden jugar cooperativamente (donde dos o más jugadores trabajan juntos para lograr el objetivo del juego) o competitivamente (donde cada jugador compite contra el otro jugador o jugadores).

Jugar videojuegos cooperativos puede ayudar a los niños y adolescentes a aprender cómo trabajar en equipo. Al encuestar a jóvenes jugadores, se determinó que dos tercios juegan videojuegos para socializar cara a cara con sus amigos y familiares. Los videojuegos cooperativos que permiten a los jugadores jugar juntos en la misma consola, permiten a los jugadores interactuar cara a cara mientras juegan. Hablar sobre el juego y discutir estrategias puede ayudar a los jugadores a aprender a ser parte de un equipo y también mejora las habilidades de conversación.

Los juegos multijugador en línea también pueden ayudar a los jugadores a mejorar sus habilidades sociales. En particular, los juegos de rol multijugador masivos en línea (o "MMORPG"), como World of Warcraft, y los juegos de redes sociales, como FarmVille, que pueden mejorar las habilidades sociales de los jugadores y fomentar comportamientos pro-sociales.

2. Liberan el estrés

La mayoría de los jugadores informan que jugar videojuegos, incluso juegos violentos, es una forma de aliviar el estrés y disfrutar jugando con amigos. Algunos estudios científicos determinaron que los videojuegos basados ​​en acción no solo reducen el estrés, sino que también pueden agudizar las capacidades cognitivas, como la velocidad de reacción. Este tipo de juegos pueden ayudar a los jugadores a pensar más rápido y a ser más hábiles en la resolución de problemas, lo que también puede reducir el estrés.

Entre los juegos que alivian el estrés y ayudan a despejar la mente de lo que nos rodea encontramos los que nos ayudan a desarrollar destrezas y habilidades como rompecabezas, sudoku, crucigramas, así como los juegos de canicas de colores como Tetris.

3. Mejoran la memoria

Muchos videojuegos mejoran la memoria y la conectividad neuronal en los niños.

En un experimento realizado por la Sociedad de Neurociencias Cognitiva de New York se usó un juego para niños que consistía en recordar la ubicación de los asteroides que aparecían en secuencia en una pantalla en donde los niños tuvieron que hacer clic en los asteroides en orden de su aparición anterior. Este juego se repetía y se iba presentando con dificultad creciente. Se determinó que, al jugar este videojuego, los niños tendían a mejorar su memoria con el tiempo, incluso a medida que la dificultad continuaba aumentando, lo que implicaba que sus cerebros no solo mejoraban al recordar secuencias, sino que se adaptaban a un nuevo conjunto de habilidades con aplomo. Este resultado parece correlacionarse con un estudio reciente que también demostró que los juegos cada vez más difíciles pueden reforzar las conexiones neuronales más antiguas para hacerlas más adaptables a las condiciones cambiantes.

4. Incrementan la inteligencia

Si tu hijo es bueno en videojuegos, puede ser el indicativo de que también es bueno en muchas otras áreas. Esa premisa se basa en un nuevo estudio que encontró que dos de los videojuegos más populares del mundo (League of Legends y Defense of the Ancients) actúan como pruebas de coeficiente de inteligencia. Aquellos que son destacados jugando estos videojuegos también obtienen los puntajes más altos en las pruebas de inteligencia tradicionales, lo que sugiere que los videojuegos en realidad ayudan a mejorar y aumentar la inteligencia.

Estos juegos, combinan el pensamiento estratégico con reacciones rápidas, y así entrenan ciertos tipos de pensamiento.

5. Mejoran la visión

Los videojuegos de acción, especialmente los de tiradores, mejoran considerablemente la visión. Estudios determinaron que las personas que juegan juegos de acción, cambian la ruta del cerebro responsable del procesamiento visual. Estos juegos empujan el sistema visual humano hasta los límites y el cerebro se adapta a él. También sucede que la adrenalina creada al jugar el videojuego crea dopamina, que cuando se combina con el nivel de atención al detalle, puede reconectar conexiones visuales en el cerebro.

Otros estudios demostraron que los videojuegos que involucran disparar, ayudan a mejorar la vista de las personas con afecciones como la ambliopía o las cataratas.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad