OCIO

Enrique Pedrero: “Ser el pregonero del barrio que me vio nacer es una responsabilidad muy grande”

Enrique Pedrero Muñoz, es un artista valdepeñero, Licenciado y Doctor en Bellas Artes Cum Laude, Medalla de Socio Mérito de la Asociación Española de Pintores y Escultores, de la que es el Delegado en la provincia de Ciudad Real, además de Comisario desde el 2007 del Salón de Primavera de Valdepeñas. A pesar de ello, es un hombre sencillo y natural, que se ha hecho asimismo y que nunca ha dejado de estudiar e investigar en las artes plásticas y en la cultura. Nacido en el barrio Virgen de la Cabeza, esta noche será el pregonero de sus fiestas. En advaldepeñas, le hemos entrevistado.

enrique pedrero (Copiar)
Enrique Pedrero Muñoz

¿Quién es Enrique Pedrero Muñoz?

Soy una persona que admira la sencillez y la naturalidad y lo valoro por encima de todo, no me gusta la hipocresía, ni la vanidad. Yo nunca he tenido  envidia de nadie para nada. Tenía un coche “cuatro latas” de tercena mano, cuando empecé a trabajar en la decoración y lo artístico, hace por los menos 40 años, que al final en arreglos, me costó más caro que uno nuevo y nunca eché de menos un Ferrari, me conformé con lo que tenía. Eso sí, he tenido un afán de superación, me ha importado enormemente el saber y la cultura y mi bienestar y por ello he luchado toda mi vida. Teniendo en cuenta que al principio no pude elegir, ya que me sacaron del colegio a los 12 años y todo los demás lo tuve que hacer trabajando y estudiando hasta que me dediqué a la enseñanza, sin embargo nunca dejé de estudiar e investigar en las artes plásticas, en la cultura, etc.  

¿Qué te une al barrio Virgen de la Cabeza?

Me une que nací en el número 61 de la calle de la Virgen de entonces, hoy 99. Yo vivo actualmente en el 101, teniendo en cuenta que antes estas dos casas se comunicaban una casa con otra por los corrales. Hoy están independientes las dos. Es decir que desde el 99 pasé automáticamente al 101. En esta calle ha sido mi vida, con mis amigos vecinos y compañeros del colegio, hacíamos carreras por las calles del Loro, montaña y Virgen uno por un lado y el otro por el otro, al apedreo,  jugando a las bolas al “gua” o al “triángulo”, a las “paquetas” y tantos otros juegos como a la piola, al peloteo, al mocho, etc. Comprando pitos a 10 céntimos el manojo en la plaza de la Virgen de la Cabeza. Mi vida estaba aquí. He visto cómo ha cambiado la fisonomía del barrio y como han ido despareciendo las personas mayores, para después convivir con otras nuevas. Después al colegio a los 6 años hasta los 12 que me sacaron para llevarme a trabajar. Haciendo el trabajo fuera y dentro de esta ciudad, en la decoración, en lo artístico, alternando los estudios con mí trabajo, pero siempre el final ha sido esta casa, donde vivo. 

Imagen 1 de Recorte VIRGEN DE LA CABEZA (Copiar)

¿Qué supone para ti que te hayan elegido como pregonero de unas fiestas en las que cada vez hay más participación?

Supone que se hayan fijado en mí,  dos veces, ya que es la segunda vez que soy el pregonero de las fiestas, antes fui en el año 1991. Por otro lado es una responsabilidad muy grande, poder responder a este barrio que me vio nacer.

¿Cómo describirías el barrio y sus gentes?

El barrio es monocolor, hay gentes de todo tipo y clase, por supuesto que la idiosincrasia que tenía antes esa lo echo de menos, los vecinos éramos más comunicativos, aunque reconozco que ahora también los hay. Hay una cosa muy importante y es que el barrio se mueve bastante, gracias a sus dos representaciones importantes como son la Hermandad y la Asociación de vecinos, que procuran que el barrio esté a la última en todo lo que concierne al bienestar de sus gentes y a sus derechos. También tengo que decir que desde siempre estas fiestas de la Virgen de la Cabeza han sido las segundas en importancia en la ciudad después de las patronales y las de Jesús.

Cómo buen artista que eres ¿Como lo pintarías en un cuadro?

Me haces una pregunta muy complicada, desde luego haría un cuadro pintoresco con varias perspectivas con la idiosincrasia de sus calles y de sus gentes, donde se reflejaría a las personas sentadas en las puertas por las noches, realizando las haciendas, los trabajos artesanales.

La verdad que tendría una gran variedad de temas. La ermita por ejemplo ya la llevé a un cuadro a la acuarela reflejado en cuatro partes. En la parte de arriba se reflejaba la ermita en su aspecto anterior, a la derecha la imagen de la Virgen de la Cabeza, en la parte de abajo una bodega al fondo con un jaraíz en primer plano y en la mesa donde e descargaban los capachos un guitarrista y un cantaor, ya que fue este el primer cartel del cante flamenco Virgen de la Cabeza 1984.

ENRIQUE PEDRERO MUÑOZ (CARTELES) 01 (1) (Copiar)

¿Qué les dirías a los vecinos que no te haya cabido en el pregón?

Les diría todo lo que no me haya cabido, ya que es mucho lo que se puede  decir del barrio. Para sintetizar se puede decir que es uno de los barrios de más solera de Valdepeñas. Aquí han convivido artesanos, vaqueros, cabreros, agricultores, campesinos, carboneros, bodegueros, tenderos, como Pocho, Eloy, Antonio o Paletas  o por ejemplo la cantidad de tabernas que había como la Miguela, el teniente pleita y tantos otros que no me acuerdo de sus nombres.