OPINIÓN

El PSOE de Valdepeñas nos miente

El Gobierno socialista del Ayuntamiento de Valdepeñas nos bombardea por todos los medios para intentar convencernos de la excelencia de su gestión, pero la realidad es muy distinta a la que nos quieren vender.

En ocasiones anteriores hemos denunciado las deficiencias y corruptelas que imperan en las áreas de Personal, Cultura, Igualdad, Servicios Sociales, Participación, Medio Ambiente, Urbanismo, Juventud o Deportes (pueden consultarse en la web de PODEMOS Valdepeñas). Lo hemos hecho siempre desde una perspectiva constructiva: denunciando las mentiras que emite el Ayuntamiento, aportando alternativas y contando cómo se puede gobernar de otra forma.

En esta ocasión queremos poner sobre la mesa que, nuevamente, se nos ha querido vender humo. Esta vez ha sido a través de la Concejalía de Deportes. El Sr. Patón ha dicho que tenemos unas instalaciones deportivas que son la envidia de Castilla-La Mancha. Lo que en realidad tenemos en Valdepeñas no son unas instalaciones envidiables, sino lamentables; y a un concejal de Deportes que, además de mentir, o bien hace dejación de sus funciones, o simplemente ha gestionado mal. Sólo hay que darse una vuelta por nuestras instalaciones deportivas para comprobar la existencia de graves deterioros y deficiencias. Y también que el Sr. Patón habla, de forma indigna, para intentar convencer de algo que no existe a quien no usa esas instalaciones y no las conoce. Quienes las usamos sabemos que la verdad es opuesta a lo que el PSOE dice.

En el Polideportivo de la Avenida del Sur ‘Virgen de la Cabeza’ se encuentran en mal estado, con deterioros serios en el pabellón de pelota interior, las pistas exteriores de pelota y las pistas de tenis; la pista de patinaje está agrietada y las fuentes de agua potable no dan agua y se están pudriendo. Además, como si fuera algo natural, por el suelo hay basuras, hierros, alambradas, malas hierbas y escombros.

En el Polideportivo de La Molineta hay muchísimas deficiencias: goteras en los pabellones polideportivos (que el Sr. Concejal, sin vergüenza, llama ‘condensaciones’), techos en mal estado; desagües de duchas que no tragan, pistas de pádel con su valla retorcida hacia el campo de juego (con el consiguiente peligro inminente para quienes practican el pádel en esas instalaciones), una pista de atletismo en mal estado llena de parches y no homologada, unas instalaciones para practicar saltos de longitud sin mantenimiento … y así un largo etcétera.

La piscina municipal cubierta, que pierde agua por filtraciones, tiene en cambio goteras generalizadas y unos vestuarios y aseos tercermundistas. El acceso para minusválidos es difícil en algunas de las piscinas y en sus vestuarios. Un día sí y otro también se producen problemas para poder calentar las instalaciones.

Éste es el estado de nuestras instalaciones tras 16 años de gestión socialista en Valdepeñas, por mucho que nos digan que quienes vienen de fuera sienten envidia. Es mentira; sencillamente. Como lo ha sido la promesa de adecuar el Pabellón Ferial ‘Esteban López Vega’ para introducir pistas de tenis y pádel cubiertas, de forma que no haya que interrumpir las clases municipales debido a las inclemencias meteorológicas del invierno.

Al PSOE le da igual que el concejal de Deportes que sea deportista (o que el de Participación no sepa nada de Participación, ni la de medio Ambiente de su área), y nos ha hecho tragar con el Sr. Patón; un pésimo gestor que se llama a sí mismo socialista, pero no se despeina despidiendo sin preaviso, en el momento, a personal con contrato indefinido de la empresa en la que trabaja. Le recomendamos que se dé una vuelta por las instalaciones deportivas de Valdepeñas, porque cuando dice que son fantásticas, además de hacer el ridículo y causar indignación, de la sensación de estar refiriéndose a las de otra localidad o a las que él imagina. La ciudad de Valdepeñas se merece unas instalaciones deportivas de nivel, no unas instalaciones tercermundistas, faltas de mantenimiento y de las que nadie puede, desde luego, sentir satisfacción. Y tampoco nos merecemos a esta clase de malos gestores, que nos mienten y quieren perpetuar eternamente su chiringuito. Es el momento de un cambio. Es Ahora.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad