POLÍTICA

Ana M. Martínez (UCIN) insiste en que la tasa de basura se cobra a los vecinos del Peral sin especificar que sea por el “extra” del desplazamiento

La Concejal del Grupo Municipal de UCIN, ha ofrecido este miércoles una rueda de prensa tras considerar que en el Pleno del lunes, en el que su grupo presentó una moción para el estudio y la modificación de la Ordenanza sobre la tasa de basuras del Peral, se la señaló indirectamente. Martínez asegura que su única intención es la de “defender el interés de todos los vecinos de Valdepeñas, por supuesto de los del Peral, pues yo los considero vecinos de Valdepeñas”.

Hoy en rueda de prensa ha explicado que hay vecinos a los que el Ayuntamiento está exhimiendo del pago de la liquidación enviado (de 164.38 euros por los cuatro últimos años, 38.66 euros anuales) con la justificación de que en esos casos concretos “no procede girar el dinero por la distancia de los puntos de recogida a los domicilios”; mientras que en otros la contestación que se está recibiendo está siendo negativa.

Según ha cuantificado, que los 235 vecinos del Peral no paguen los 38.66 euros anuales que se les solicitan, supondría un desembolso al Ayuntamiento de 9.113 euros. Una cantidad que se pregunta “si es tan difícil de asumir por el Ayuntamiento”.

Con su intervención, apoyada con diversa documentación, quiere demostrar que la Ordenanza en cuestión dice “tasa por recogida de basuras domiciliarias en el Peral, la Ordenanza no espedifica que sea extra especial de gasto logístico ni nada que se le parezca, co mo tampoco consta en el comunicado que se envió a los propietarios de la zona, donde el texto dice propuesta de liquidación de la tasa por recogida de basuras”.

“Mi conciencia personal me dice que, la Constitución Española dice muy claramente que todos los españoles somos iguales ante la lye en derechos y obligaciones, y este no es precisamente un ejemplo de igualdad, ni siquiera en el caso de la posiesión de una segunda vivienda, puesto esto no solamente no es ningún delito, sino que además es una condición que se da en muchos casos, incluso entre los miembros de la coporación y en diferentes lugares de la geografía del mundo, sin que por ello se le imponga ningún tipo de tasa especial por esa condición. Los que desearían tenerla en el Peral, bien podían habérselo permitido en vez de hacer sus inversiones en otros lugares”, añade la Concejal.

Finalmente, ha aclarado dos asuntos: que la Asociación de Vecinos del Peral ya no funciona y que la petición del arreglo del camino que entre otras, da acceso a su vivienda no la hizo ella personalmente, además de que “después de casi un año, sigue sin arreglar”.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad