POLÍTICA

Martín denuncia la hipocresía del Gobierno y del PP con los ayuntamientos, "a los que ha ninguneado esta legislatura recortando sus competencias"

El Grupo Socialista, a través del senador y alcalde de Valdepeñas Jesús Martín, ha criticado esta mañana “la hipocresía del Gobierno y del PP con las administraciones locales”. El Grupo Popular ha propuesto en el Senado una moción dirigida a “seguir desarrollando políticas basadas es un modelo sostenible de ciudades” y Martín ha denunciado que, "durante los últimos cuatro años, el Gobierno no ha parado de quitar competencias a los alcaldes y de recortar en materia de infraestructuras e inversiones". La moción fue finalmente aprobada gracias a la mayoría absoluta del PP en la Cámara Alta. 

Senador Jesús Martín (Copiar)

Durante su intervención, Martín ha recordado que, pese a “este brindis al sol del Partido Popular en el Pleno, el Ejecutivo del PP ha aprobado, durante estos años, una serie de normativas que contradicen el espíritu de esta iniciativa". 
  
En este sentido, ha reclamado la derogación de la Ley 27/2013 de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local por la cual el Gobierno ha convertido "a los ayuntamientos en ventanillas del: vuelva usted mañana” y la derogación del Real Decreto-ley 4/2013, de 22 de febrero, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo que establece que “los instrumentos de planificación territorial o urbanística no podrán regular aspectos técnicos de las instalaciones o exigir una tecnología concreta.” Esto permite, por ejemplo, instalar una gasolinera en casco urbano consolidado como residencial junto a una guardería, un centro de mayores o un centro de salud, sin tener en cuenta los riesgos para la calidad de vida de las personas. 
  
También ha pedido la derogación del “Real Decreto Ley 20/2011” que obligó a todos los ayuntamientos de España a mantener el tipo impositivo del IBI de 2011, "obligándoles a incrementarlo un 6% de media, obviando que muchas de las ponencias nacieron en pleno boom del ladrillo, y ninguneando la autonomía fiscal municipal con el Real Decreto-ley 20 / 2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad”. 
  
Jesús Martín ha criticado que “en definitiva, en cuatro años, este Gobierno ha ninguneando la rica historia de la administración local negándole la financiación adecuada a sus necesidades" para, según esta moción: “mantener las ciudades bien planificadas, con buenas dotaciones, servicios y equipamientos públicos… ”. 
  
Además, ha recriminado al Ejecutivo del PP que “en vez de dotar a las administraciones locales de financiación, les ha quitado las mal llamadas competencias impropias y las propias, para llevarlas a un limbo que se llama 'privatización', obviando que el ciudadano que necesita una plaza de guardería, a quien se la reclama es a su ayuntamiento”. 
  
Por otra parte, Martín ha apuntado que el Gobierno ha quitado a las administraciones locales su autonomía legislativa y puntualizó: “ya me contaran ustedes cómo se hacen ciudades bien planificadas cuando un decreto Ley se pasa por el 'arco del triunfo', y nunca mejor dicho, los Planes de Ordenación Municipal”. 
  
También ha cuestionado que quiten a los ayuntamientos o les impongan su autonomía fiscal, “castigándolos a una regla de gasto que a la vez que le consolida una deuda pública a diez años (por el llamado Plan de Proveedores) le impide que sus superávit los pueda destinar a inversiones o servicios para garantizarle a los bancos el cobro de la deuda que el mismo Gobierno le incrementó”. 
  
El senador y alcalde de Valdepeñas ha ironizado sobre la gestión del Gobierno en este sentido y afirmó que “lo cierto es que como apunta el dicho: “donde no hay mata no puede haber patata” pero el PP, con la Ley 27/2013 de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, le ha quitado a los ayuntamientos la “mata” y ahora vienen con esta moción a pedirles “patatas”. 
  
Martín ha concluido subrayando que “esta moción es una broma” y reclamando al Gobierno que “devuelvan a las administraciones locales las competencias que le permitirían incardinarse a lo que esta moción pretende. Respeten a esta cámara y a los ayuntamientos. Y para lo que les queda de legislatura, dejen de mirarse al espejo y pedirse relaciones”.