POLITICA

UCÍN critica el comportamiento de Jesús Martín en el último pleno por los insultos a concejales de la oposición

Desde UCÍN (antes PLJ), su portavoz municipal, José Manuel Pena, considera preocupante la actitud de Jesús Martín en los plenos, en referencia a los insultos que el primer edil valdepeñero profirió a los portavoces municipales de la oposición.

En este sentido, Pena, señaló que no se puede admitir el insulto personal como argumento de debate en los plenos, algo que considera que se realiza con mucha frecuencia: “Nos preocupa el cariz que están tomando las intervenciones de nuestro alcalde porque no es correcto dar voces ante el público, tal y como hizo ayer, o llamar tonto o viejo a un concejal que es un representante del pueblo, porque al final el pleno lo ven los vecinos”.

Esta formación política considera que esa actitud solo se da en las dictaduras bolivarianas: “El alcalde debe pensar que está hablando ante ciudadanos libres, no ante súbditos y es una cuestión que parecen haber olvidado los políticos en los últimos tiempos”. En este sentido, su portavoz, ha añadido que los representantes del pueblo deben ser un ejemplo de educación para la ciudadanía y ha mostrado su preocupación en referencia a que “los plenos se conviertan en un programa de telebasura, algo que hay que evitar haciendo un llamamiento a Jesús Martin para que modere su vocabulario y tome una actitud respetuosa, de lo contrario acabará quedándose solo en el salón de plenos”.

Puntos del pleno

En cuanto a lo debatido en el pleno, José Manuel Pena, ha destacado el punto en el que se modifica el crédito para la tubería del agua y ha añadido que el alcalde quiso mostrar a la empresa concesionaria Aqualia como una ONG: “Según Martín, Aqualia nos ha perdonado 1,5 millones de euros y que si no lo hubiera hecho con esta empresa, nos habría costado más. Desde nuestro punto de vista son argumentos para distraer, porque no hay empresa en el mundo que pueda trabajar sin beneficios, algo que es lícito, lo que nos tememos es que con esto hay un presupuesto encubierto de la obra y al final ya iremos echando cuentas con la famosa traída de agua a Valdepeñas”.

A UCÍN le molesta que el alcalde diga que si el convenio no interesa que lo cambie el siguiente gobierno, algo que “no es tan sencillo porque el lucro cesante firmado en el convenio supone casi 1 millón de euros”, tal y como ha apuntado Pena, quién también ha recordado las contradicciones de Jesús Martín, en este sentido y ha añadido que “la falta de capacidad de gestión cuesta dinero y eso en Valdepeñas, por desgracia, lo estamos viendo, porque nos está pasando una gran factura”.

En referencia, al punto sobre las obras del Paseo Luis Palacios, el portavoz de UCÍN, ha añadido que solo es gusto del alcalde realizarla, puesto que gobierna para el pueblo, pero sin pueblo “en el sentido de que el 70% los vecinos de esta zona no desean esa obra y lo sabemos porque hemos hablado con ellos y con los presidentes de las comunidades y propietarios de locales. Si no la quieren que hable con ellos y acepte su opinión”.

Para Pena, hay muchos sitios en Valdepeñas donde invertir el dinero público para dar empleo y recordó que “hay calles estropeadas que merecen ser arregladas. Lo que se va a hacer en el Paseo Luis Palacios no es una urbanización en profundidad, con su alcantarillado o redes nuevas, sino que será pavimentación, se pondrá un acerado bonito y jardines, algo que no es necesario porque los vecinos de la zona están encantados con sus setos y sus farolas”.

Respecto a las preguntas realizadas en el pleno por UCÍN, en las que se hacía referencia a porqué ha habido contribuciones especiales para los algunos vecinos de la calle 6 de junio y para otros no, o si el poco aparcamiento que quedará en el Paseo Luis Palacios será zona azul, el alcalde según Pena, “dio la callada por respuesta o no sabe no contesta”. Este político ha insistido en que “somos ciudadanos, no súbditos” y ha recordado que existe un Reglamento de Participación Ciudadana, que no se utiliza y que debería volver a estar activo. Asimismo, desde esta formación hacen un llamamiento a los vecinos para manifestarse de forma pacífica: “No queremos un Gamonal, ni una revolución, pero sí que se escuche a los vecinos porque para eso pagan sus impuestos y además le exigen que pague parte de la obra”.

Los datos del paro no son reales

La interpretación que hizo el alcalde sobre los datos del paro en Valdepeñas, le resulta desacertada a UCÍN puesto que consideran que “no es que se haya creado empleo sino que no hay demandantes en Valdepeñas porque se han ido fuera. Los jóvenes se van por falta de oportunidades laborales. Todos los partidos en la oposición estamos de acuerdo en celebrar la Mesa por el Empleo, para buscar la forma de traer empresas a esta ciudad, en la que solo estamos quedando ancianos y pobres”. 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad