PROVINCIA-LA SOLANA

‘Alas de Papel’ de La Solana muestra su satisfacción por la “generosidad de los ciudadanos pero quiere más socios’

Asamblea Alas de Papel (1) (Copiar)

La Asociación de Familias y Amigos de Niños Discapacitados ‘Alas de Papel’ agradece la colaboración y generosidad de los ciudadanos con el colectivo, aunque lamenta que no aumente el número de socios. La presidenta, Regina Gómez-Pimpollo, está muy satisfecha por la solidaridad de la gente, pero le gustaría incrementar su masa social. Así lo indicó en la asamblea general ordinaria que reveló la buena marcha de la entidad.

Tras casi un año en la presidencia de la asociación, Regina Gómez-Pimpollo hizo un balance muy positivo después de un intenso periodo de actividades. Un periplo provechoso y emocionante a la vez, reconoció a la prensa local, destacando algunas aportaciones extraordinarias muy llamativas. La peña ganadora del concurso de carrozas del carnaval donó su premio a la asociación y hace pocas semanas se recibió otro ingreso por parte de la Cofradía de la Santa Vera Cruz y Virgen de la Esperanza recaudados con la actuación del humorista Agustín Durán.

A esto se unieron las actividades tradicionales como la jornada deportiva organizada por Oxígeno Sport o el festival de Salsa Flamenca, entre otras, y que son una buena fuente de ingresos para la asociación, según indicó la presidenta. También se ha realizado un curso de auxiliar de recepción y registro para nueve chicos y otro de accesibilidad cognitiva como principales novedades.

Gómez-Pimpollo señaló que están bien en el plano económico porque la gente colabora mucho con el colectivo. Indicó que La Solana es muy solidaria con ‘Alas de Papel’, recibiendo la colaboración de personas a título particular y también de asociaciones locales. La presidenta espera que la tendencia continúe en el futuro. También le gustaría incrementar el número de afiliados que en la actualidad cuenta con unos 418 socios.

De igual forma, continúan con terapias en la sede, ya que disponen de fisioterapeuta, logopeda y profesor de apoyo, entre otros profesionales. En todo caso, la presidenta recordó que para acceder a estas terapias es necesario que los chicos tengan una discapacidad reconocida de al menos el 33%.

Finalmente, avanzó que hay nuevos proyectos en mente que no desveló hasta que primero los conozcan los padres de los niños afectados.