PROVINCIA

ASAJA Ciudad Real exige a la Consejería de Agricultura que se elaboren informes de situación de sequía por comarcas

Foto de archivo de Florencio Rodríguez
Foto de archivo de Florencio Rodríguez

ASAJA Ciudad Real pide a la Consejería de Agricultura que dé órdenes a los servicios técnicos de las diferentes provincias para que se elaboren informes de situación de sequía en las distintas comarcas de la región. La organización agraria entiende que debe tenerse muy en cuenta cómo la falta de lluvias está afectando a los cultivos herbáceos, ya que está condicionando el estado de las siembras y dando pie a la pérdida de la futura cosecha.

Paralelamente, los agricultores están tramitando su PAC, con unas previsiones que se pueden ver alteradas seriamente por la climatología. Así las cosas, es importante garantizar que la situación de sequía no afecte a los profesionales del campo, y esto se puede prevenir con los informes de situación que los técnicos de las diferentes Oficinas Comarcales Agrarias deberían elaborar, avalando las condiciones mínimas exigidas y no tengan problemas para poder cobrar las ayudas de la Política Agraria Común.

Así lo explica el secretario provincial de ASAJA, Florencio Rodríguez. “Para cumplir con todas las condiciones exigidas y que los agricultores puedan cobrar las ayudas de la PAC, es importante saber cómo está influyendo en estos momentos la falta de pluviometría en las diferentes zonas de la provincia, haciendo los informes preceptivos, y así no tener problemas en el futuro”, ha señalado. En estos momentos los cultivos más afectados ante la escasez de lluvias son los cereales y las leguminosas.

No solo afecta a la agricultura, también a la ganadería, porque la falta de pastos es evidente. La ausencia de precipitaciones está generando que los ganaderos, dependiendo de la zona de la provincia y del número de cabezas de su explotación, se hayan visto obligados a dar de comer a los animales. Una imagen que especialmente se está produciendo en la zona del Valle de Alcudia. Si no llueve pronto y de forma abundante no habrá comida para el ganado ahora pero tampoco lo habrá este verano. La situación meteorológica hace que se esté perdiendo el cereal y esto originará que en la época estival no habrá rastrojeras. No solo afecta al bolsillo del ganadero, también a los propios animales, que están acostumbrados a comer hierba a estas alturas del año.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad