PROVINCIA

El Ayuntamiento de Porzuna solicitará ayudas agrarias tras los daños del último pedrisco

Los agricultores hacen recuento de daños tras la granizada del día 31 de julio que ha afectado al olivar, a los maizales y a las pequeñas huertas de las pedanías de El Bonal y El Cepero. Primero fue la lluvia y, minutos más tarde, el granizo, los que dejaban el pasado viernes importantes daños en las tierras de cultivo de estas dos pedanías de Porzuna.

Porzuna (Ciudad Real)
Porzuna (Ciudad Real)

Una gran tormenta de verano que afectó con especial virulencia al olivar. De hecho, según las primeras estimaciones de la guardería rural, un total de 160 hectáreas se han visto afectadas no sólo de cara a la próxima campaña de aceituna sino que también repercutirá en años sucesivos.

“Lo más grave es que cerca del 70 por ciento de la producción de aceituna que se recoge en las pedanías de El Bonal y El Cepero se va a ver perjudicada por el pedrisco”, ha explicado el alcalde, Carlos Jesús Villajos, para quien si la tormenta llega a durar más de 15 minutos los daños hubieran sido irreversibles.  

Desde el Ayuntamiento de Porzuna se han cuantificado durante estos días las pérdidas que también incluyen huertas y maizales. En este sentido, más de 140 hectáreas sufren daños en la hoja, lo que dificulta la respiración del maíz. Un contratiempo para la recogida que se iniciará a finales de septiembre y para la que se calcula una merma del 15 por ciento de la producción.

Por todo ello, el Consistorio inicia este viernes los trámites ante la Consejería de Agricultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Ministerio de Agricultura del Gobierno de España, con el fin de que los agricultores de estas dos pedanías de Porzuna reciban lo antes posible una partida de ayudas que palie las pérdidas sufridas en sus explotaciones agrarias. 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad