PROVINCIA

La base de trastornos aditivos como enfermedad, tema de las XII Jornadas de Tratamiento de Alcoholismo de Arlasol

Ese ha sido el contenido de la XIII edición de las Jornadas de prevención del alcoholismo  y otras drogas, que ha vuelto a organizar, tras unos años de paréntesis, Arlasol (Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de La Solana), que han vuelto a celebrarse en el auditorio del Centro Cultural Don Diego, que contó con la asistencia de personas de la localidad, pero además de otras venidas de diversos puntos  entre ellos de Andalucía.

El acto era presentado por el presidente de Arlasol, recordando Blas Delgado que por diversas circunstancias no se habían celebrado las Jornadas en los últimos cuatro años, pero que ahora de nuevo habían vuelto a realizarlas.

Seguidamente  intervenía la concejala de Sanidad del Ayuntamiento, felicitando Alejandra Delgado la Arlasol por la labor que están desarrollando desde hace muchos años y animándolos a seguir por ese camino de apoyo a quienes lo necesitan.

Y  con el tema  “Base de trastornos adictivos como enfermedad”            inició su intervención el ponente  David Cáceres Anillo, director médico de la  Fundaciòn Hogar  Renacer de Córdoba, quien declaraba a los medios de comunicación  la importante labor de ayuda que realizan las asociaciones como Arlasol, tanto informando como con su apoyo.

Recordó que las adicciones son enfermedades que tienen que ver con el cerebro, no son un vicio,  por lo que dijo que se debe dejar claro que el alcohol es una droga más y que, como cualquier otra enfermedad, produce una serie de trastornos.

 Insistió en que los tratamientos tienen que ir ligados a la abstinencia, insistiendo en que cuando se habla de trastornos  aditivos, se está haciendo de trastornos el cerebro con el mal funcionamiento de ese órgano, es decir que se trata de una enfermedad más y que tiene un tratamiento de desintoxicación a largo plazo.

Recordó que esos tratamientos suelen ser de hasta dos años de duración, permitiendo que el paciente pueda  adquirir una vida nueva con otros hábitos para relacionarse.