PROVINCIA

Bernardo Peinado, de La Solana, entra en la Ejecutiva Provincial de IU

Bernardo Peinado ya ejerce como secretario provincial de política social de Izquierda Unida. El portavoz municipal de la coalición entró en la nueva Ejecutiva emanada de la asamblea celebrada en Ciudad Real el mes pasado, en la que fue reelegido como coordinador Miguel Ramírez.

En una entrevista concedida a Radio Horizonte, Bernardo Peinado admitió que su elección “es un reconocimiento al trabajo de toda la asamblea de La Solana” y constituye una responsabilidad nueva que afronta con ilusión. Dice tener claro su objetivo, que pasa por fomentar la participación, la formación y el contacto directo con la ciudadanía. El área que dirige incluye materias clave como la vivienda, la sanidad o la educación, de modo que trabajará para impulsar una alternativa a las políticas de antes y de ahora “no podemos volver al modelo Barreda basado en la compra de votos, ni al del PP que desea volver a la beneficencia del siglo diecinueve”.

Según Peinado, esa alternativa pasa por mejorar lo que ya funciona, sin machacarlo, caso de la sanidad “nos acusan de despilfarradores pero España dedica el 6% de su PIB (Producto Interior Bruto) a sanidad y Alemania el 8%”. El problema no es falta de recursos sino cómo se usa el dinero “dos tercios de la deuda es privada y usamos el dinero público para pagar los malos negocios de la banca”. Por eso rechaza de plano cualquier privatización y exige actuar “el Banco Central Europeo tendría que dar dinero al 0,5 por ciento como hace la Reserva Federal americana, por ejemplo”. En este sentido, critica que Rubalcaba pida ahora destinar el rescate bancario a planes de empleo o contra los desahucios “propone lo que antes votaba en contra; hay que ir más allá”.

También rechaza la reforma educativa del ministro Wert “no va a durar porque es una chapuza sin apoyos”. Al igual que en materia sanitaria, cree que el fin último es privatizar para beneficiar a empresas afines “quieren dar dinero a empresas allegadas; privatizar está en el ADN del PP”. También se refirió a la posible reforma de la Ley del Aborto, que considera “otro paso atrás”. 

Ante esta situación, considera clave la movilización ciudadana y defiende los escraches que “el PP ha sobredimensionado”. Eso sí, pide que la gente sea consecuente después “tiene que verse en las urnas, de nada vale seguir votando a los mismos”. En este sentido, se mostró cauto con las últimas encuestas, que reflejan una caída de PP y PSOE y una subida notable de IU y UPyD “hay que seguir trabajando a ras de suelo y no hacer mucho caso de lo que dicen las encuestas ahora”.